instar

(redireccionado de instaban)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para instar

insistir

urgir

Ejemplos ?
En particular, le obsesionaba la curiosidad por el "pecado imperdonable," y la creencia de que ya lo había cometido. Continuamente oía voces que lo instaban a "vender a Cristo," y era torturado por temibles visiones.
Hacia 1869 comenzó el funcionamiento de La Propaganda Católica, impulsada por el obispo Juan Lozano Torreira y apoyada por el Ayuntamiento y la Diputación a despecho de los ciudadanos que instaban a estas instituciones a una atención adecuada a las que dependían directamente de ellas.
Andrés Araujo y Sergio Jiménez, compañeros de aula, le instaban a participar en los programas de aficionados de la época; más, como se resistía, lo llevaron engañado a la Voz de la Alegría.
Se publicaron bandos que instaban a la población a delatar a los líderes más prominentes de la UP tales como Carlos Altamirano, Volodia Teitelboim, José Tohá, Luis Corvalán y otros.
Si bien es cierto, que cuando los grupos europeos se instaban por primera vez y constituían una exighua minoría las relaciones llegaron a ser en muchos casos amistosas.
Mientras era aprendiz, ella tuvo problemas con algunos profesores que la instaban a ser dama de compañía de varios miembros de la nobleza coreana (algo corriente en esa época, a pesar de los esfuerzos del rey Jungjong en proscribirlo).
Guderian viajó el 23 de agosto de 1941 a Rastenburg para conferenciar con Hitler a instancias de que Brauchitsch y Halder instaban para atacar rápidamente Moscú pero que no eran escuchados por Hitler.
Aunque la vida en los primeros años fue relativamente tranquila, con las primeras crisis del obraje sobrevinieron los malones, muchos acusaban a los caciques tobas de los ataques, pero muchos también hacían referencia a caciques "blancos", es decir, criollos que desencantados se unían a los aborígenes y los instaban a atacar los poblados.
Bajo el patrocinio abierto de la religión, tales instituciones no tuvieron mayores dificultades en obtener fondos, debido a que las enseñanzas de los monjes instaban a los devotos a hacer generosas contribuciones para demostrar su espíritu de compasión hacia el prójimo.
En la capital circulaban rumores sobre un golpe de mano planeado por influyentes vecinos de la colonia para proclamar la independencia, estimulados por una carta subversiva escrita en Caracas y dirigida a los nativos de la colonia en la que los instaban a levantarse contra España.
Por eso el 6 de agosto de 1936, solo tres semanas después del golpe de julio, el obispo de Vitoria (cuya diócesis abarcaba entonces también Vizcaya y Guipúzcoa, además de Álava) Mateo Múgica y el obispo de Pamplona Marcelino Olaechea, publicaron conjuntamente una "Instrucción Pastoral" (que en realidad había sido escrita por el cardenal primado de Toledo Isidro Gomá) en la que instaban a los nacionalistas vascos a que pusieran fin a su colaboración con la República.
El mantenimiento del católico PNV dentro del bando republicano echaba por tierra la concepción de la guerra civil como una "cruzada" defendida por el bando sublevado, lo que motivó que el 6 de agosto de 1936 el obispo de Vitoria (cuya diócesis abarcaba entonces también Vizcaya y Guipúzcoa, además de Álava) Mateo Múgica y el obispo de Pamplona Marcelino Olaechea, publicaran conjuntamente una "Instrucción Pastoral" (que en realidad había sido escrita por el cardenal primado de Toledo Isidro Gomá) en la que instaban a los nacionalistas vascos a que pusieran fin a su colaboración con la República.