intratable


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para intratable

Ejemplos ?
Fue duro, intratable, y el arte de aquellas ocho encantadoras alumnas dirigidas por la más hábil maestra no logró siquiera hacerle levantar cabeza.
En la ocasión presente debes mostrarte fiel a tus principios, y no debes llegar a donde algún día no quisieras haber llegado». = «Te ruego y suplico además no te hagas difícil e intratable para tus amigos.
Temen tu poder el dacio intratable y el escita que pelea huyendo, las ciudades y las naciones, el belicoso latino, las madres de los reyes bárbaros y los tiranos vestidos de púrpura.
No reina siempre aquesta fantasía, que en imaginación tan variable no se reposa un hora el pensamiento: viene con un rigor tan intratable a tiempos el dolor que al alma mía desampara, huyendo, el sufrimiento.
No hay bien que en mal no se convierta y mude: la mala hierba al trigo ahoga, y nace en lugar suyo la infelice avena; la tierra, que de buena gana nos producía flores con que solía quitar en sólo vellas mil enojos, produce agora en cambio estos abrojos, ya de rigor de espinas intratable; yo hago con mis ojos crecer, llorando, el fruto miserable.
Pero supongamos uno como el que nos pinta la fábula, a quien por la, misma intratable fiereza le quisieron llamar más semihombre que hombre...
ieron alojamiento a un tunante sargento en la casa de cierta labradora, viuda, joven, con humos de señora, cuyo genio intratable en breve con su huésped se hizo amable, habiendo reparado que era rollizo, sano y bien formado; tanto, que dijo para su capote: -¡ Vaya!
——— Muy niño aún, admiraba yo al galeote intratable sobre el que siempre vuelve a cerrarse la prisión; visitaba las posadas y los albergues que él hubiera consagrado habitándolos; veía a través de su idea el cielo azul y el florido trabajo de los campos; husmeaba su fatalidad en las ciudades.
Si la otra se presenta provocativa, me subyuga, porque su resolución alienta la esperanza de mil placeres en el blando, lecho. Si veo una intratable que imita la rigidez de las Sabinas, pienso que sabe querer y disimula con orgullo lo que quiere.
Salicio No es tiempo de curalle hasta que menos tema la cura del maestro y su crüeza; solo quiero dejalle, que aun está la postema intratable, a mi ver, por su dureza; quebrante la braveza del pecho empedernido con largo y tierno llanto.
-No es usted más que un hombre intratable, como todo el mundo sabe -dijo con una sonrisa forzada-, y me temo que me obligue a que le despache.
¿No crees que no sabe cuidar bien de un animal cualquiera que sea quien habiéndolo recibido manso lo hace más intratable que no lo era?