Ejemplos ?
Sobre la construcción y reacondicionamiento de escuelas, una observación, a título de que se pinta en las escuelas restauradas que las obras se hicieron por intervención del PRI, el Gobierno, es decir, los contribuyentes, independientemente a qué partido pertenezca, ponen el dinero y pagan el personal, pero es el PRI el que se para el cuello, eso es un juego sucio para ganar imagen electoral.
Los Búhos se posaron en el juego de pelota, formaron su discurso exactamente en el orden del discurso de todos los jefes llamados Supremo Muerto, Principal Muerto.
Ahora, pues, su pino era una flecha redonda, del pino llamado Blanco Pedernal, el pino de Xibalbá; puntiagudo era, pues, su juego; debía llegar aprisa a su fin y favorecer el plan de Xibalbá.
Un novato en el juego trata generalmente de confundir a sus contrarios, dándoles a buscar los nombres escritos con las letras más pequeñas; pero el buen jugador escogerá entre esas palabras que se extienden con grandes caracteres de un extremo a otro del mapa.
Ahora acabaremos vuestros días, moriréis; seréis perdidos, seréis cortados; aquí vuestra faz será escondida; seréis sacrificados”, dijeron Supremo Muerto, Principal Muerto. Entonces se les sacrificó, se les enterró en el Juego de Pelota de los Sacrificios, así llamado.
Por lo que oigo decir, esas frutas son verdaderamente agradables”, se dijo ella. Entonces partió sola, llegó al pie del árbol plantado en medio del Juego de Pelota de los Sacrificios.
El Maroto penetró escoltado por su guardia pretoriana en la sala de juego, decorada con una larga mesa de pino cubierta por amplio y no muy flamante tapete verde; algunos cuadros en que se veían representadas algunas de las suertes más clásicas del toreo, alguna mesa pequeña para servir en ella lo que pedía a la distinguida concurrencia, una lámpara con varios mecheros de gas y algunas sillas de las de más humilde abolengo.
De igual modo, si en sus mutuas y largas andanzas por el monte o el río, Subercasaux debía alejarse minutos u horas, ellos improvisaban enseguida un juego, y lo aguardaban indefectiblemente en el mismo lugar, pagando así, con ciega y alegre obediencia, la confianza que en ellos depositaba su padre.
Esos cuatro mensajeros tenían el oficio de Consejeros de los Varones. Partidos de Xibalbá, llegaron en seguida y se posaron en el juego de pelota.
-Que sí, hombre, que la cosa es de las que le agrian a cualquierita la merienda: supóngase usté que al ir yo esta noche a platicar con ella, me la jallé de pico con el Tomatero, el de juego de pelota del Huerto de los Claveles.
Durante tres meses, no ha pasado una noche sin que haya estado empeñado personalmente en escudriñar la mansión de D. Mi honor está en juego y, para mencionar un gran secreto, la recompensa es enorme.
Ahora bien, Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago, no hacían cotidianamente más que blanco, que jugar a la pelota. Cada dos días encontrábanse cuatro, reuníanse en el juego de pelota.