Ejemplos ?
En tan lamentable situación, trabajando constantemente el pensamiento, ocupado el ánimo de todas las clases del Estado y pudiendo torcerse por la desesperación ó por las pasiones, es indispensable que se produzca la guerra civil si no se da á los conatos de los buenos un impulso fuerte y dirección acertada, á fin de que no se aborten movimientos parciales que consuman el cuerpo político, y desviándose de su principal objeto degeneren en persecusiones y venganzas.
Motivos que no hay por qué reseñar, pues son harto conocidos además de ingratos, había puesto a nuestra asociación al borde de lamentable anarquía.
La consecuencia más lamentable de esto es que viene la Independencia y nuestros pueblos no se habitúan a estos gobiernos, y de ahí las guerras civiles que hubo en América durante el siglo pasado.
Nadie deje de poner atención a mis palabras... Las palabras que predicen el lamentable porvenir... Dejen encerradas las preocupaciones...
Sin embargo, para nuestra delegación es lamentable que la redacción de algunos textos y acuerdos logrados en ocasión de la Conferencia Regional de las Américas, realizada en Santiago de Chile, no hayan encontrado cabida en la Declaración ni en el Programa de Acción de esta Conferencia Mundial, así como tampoco otros párrafos de carácter general vinculados a temas difíciles, que no pudieron formar parte de los textos que hoy aprobamos.
Cuando, hace ahora treinta y ocho años, la República celebró alborozada las fechas centenarias de dichos actos, que “digámoslo de una vez – consistieron en el 1º Congreso Representativo de los “pueblos” orientales y en una Asamblea directa: instituyente de su primer Gobierno Civil”, dióse por verdad sabida que ellos habían tenido por escenario un local no identificado de la zona de Peñarol. ¡Lamentable error debido a las confusiones de una tradición!
Y, ya a última hora, se ha querida remediar el olvido con un decreto lamentable, espuma de la frivolidad oficial, ejemplo doloroso de cómo pueden cegarse, en las esferas del Poder, los manantiales de la sensibilidad.
La sublevación referida no sólo evitó – felizmente – la lucha que entonces se planteaba entre hermanos sino lo lamentable, el viaje del “Protector” hasta la metrópoli sureña.
En aquél año el “Sábado Santo” o “de Gloria” fue el 25 de abril, vale decir, PASADO MAS DE UN MES DEL ALEVOSO, LAMENTABLE Y REAL ASESINATO DEL DR.
“Juan Manuel de Rosas y la Intervención”, etc.) Se dirá acaso-después de leída la anterior información del General Iriarte-que no hay aquí ninguna prueba positiva y concreta de la intervención de los “Cazadores Vascos” en el planteamiento y desarrollo del lamentable episodio y de ahí podrá querer deducir alguno-empedernido en prejuicios –que no es del todo convincente la demostración que me propuse al traerlo a colación.
La estancia era espaciosa y estaba iluminada por una luz apagada que provenía de cuatro ventanas ojivales, una en cada pared, protegidas por fuera con unas celosías muy estropeadas. Después se ve que las reforzaron con sólidas pantallas, que sin embargo, presentaban ahora un estado lamentable.
Por otro lado, separándose de la postura de Sapir, Leonard Bloomfield concibió la lengua como una estructura formal, aunque inmersa en una postura conductista lamentable que posteriormente es superada por Chomsky.