Ejemplos ?
¿No encuentras que no hay nada tan extraño como un hombre muy alto o uno muy pequeño, y lo mismo digo de los perros y de todas las demás cosas, como de lo que es rápido y de lo que es lento, de lo que es hermoso y de lo que es feo, de lo que es blanco y de lo que es negro?
Tras de su vista se asomó un fulgor de bestia. Con paso lento se aproximó hasta la desmayada. La palpó voluptuosamente y comenzó a desnudarla con deleite sibarita.
¿Cómo limpias, silencio, El rocío del canto Y las manchas sonoras Que los mares lejanos Dejan sobre la albura Serena de tu manto? ¿Quién cierra tus heridas Cuando sobre los campos Alguna vieja noria Clava su lento dardo En tu cristal inmenso?
La calamidad es ocasión de la virtud: y con razón dirá cada uno que son infelices los que viven entorpecidos en sobra de felicidad, donde como en lento mar los detiene una sosegada calma: todo lo que a éstos les sucediere les causará novedad, porque las cosas adversas atormentan más a los faltos de experiencia.
Esforzaban esto los beneficios que le debía Casio; la vida perdonada en Bruto, y el nombre de hijo con obras de padre. Prevenía la sedición del pueblo con la noticia de la maldad, que mitiga con lo lento del juicio lo impaciente de su desorden.
Los hombres lanzaron vítores y vivas, como contagiados, y de improviso exclamaron en coro: Somos las aves que van por el cielo solitarias. Somos las nubes que en su lento vuelo son plegarias.
Quetzalcóatl profetiza que regresará a instaurar de nuevo su reino de sabiduría y amor en un año, uno caña” (el calendario mesoamericano es cíclico por lo que periódicamente cada 52 años se repite el año uno caña). Al desaparecer los “motores” del desarrollo cultural, los pueblos del Anáhuac iniciaron un lento camino de decaimiento cultural.
En pocas palabras, no se goza de la fruición de leer “saboreando” el placer de la lectura, que siempre es lento y que nos inspira la admiración por la construcción de determinado mundo literario.
Por lo demás, señor Presidente, quiero, para terminar, volverme hacia los muchos que de cerca y de lejos, casi todos con buena fe, valoran globalmente el Pacto Interamericano que consideramos en el concepto de que él significa la culminación de un proceso americanista que en avance lento, pero firme, ha venido ganando perfeccionamiento.
La Albufera, inmensa laguna casi confundida con el mar, llegaba hasta las murallas; la huerta era una enmarañada marjal de juncos y cañas que aguardaba en salvaje calma la llegada de los árabes que la cruzasen de acequias grandes y pequeñas, formando la maravillosa red que transmite la sangre de la fecundidad; y donde hoy es el Mercado extendíase el río, amplio, lento, confundiendo y perdiendo su corriente en las aguas muertas y cenagosas.
Apenas comenzamos la lectura de este poeta, el corazón se nos pone al paso, al paso lento con que van por el zodíaco las bestias siderales; al paso germinal con que la semilla asciende so la gleba; al paso con que se hincha y se afloja en las mareas el pecho curvo del mar.
Juez de los mundos, rey del firmamento, la ribera erial que holló tu planta, el río amargo cuyo curso lento bañó tu cuerpo, desde aquel momento fué dulce manantial, fué tierra santa.