liberto


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con liberto: libero
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para liberto

horro

Sinónimos

Sinónimos para liberto

franco

Ejemplos ?
Y como pensase que a Bruto le había sucedido lo mismo, siendo así que Bruto había vencido a César, dio su garganta, que se la cortase, a Pándaro, su liberto.
Recientemente también se ha desmentido la supuesta existencia de la colonia romana de Anticuaria Augusta, supuestamente fundada por el liberto Marco Ulpio Gresario (CIL 3235), tal y como señala una leyenda.
Tras un fraude electoral cometido por los libertos (y consentido por las tropas del Norte), miembros de la familia Cameron deben huir hacia el norte para escapar de la persecución de las nuevas autoridades, después que una hija de este clan muere al caer de un barranco para evitar ser violada por un liberto protegido del nuevo gobernador.
El civismo de sus guerreros; el cultivo y benignidad de sus artesanos; el empleo real y moderno de un número vasto de sus inteligencias y riquezas; la peculiar moderación del campesino sazonado en el destierro y en la guerra; el trato íntimo y diario, y rápida e inevitable unificación de las diversas secciones del país; la admiración recíproca de las virtudes iguales entre los cubanos que de las diferencias de la esclavitud pasaron a la hermandad del sacrificio; y la benevolencia y aptitud crecientes del liberto...
Cansado de sus cantos a los mármoles; hastiado de cantar reposa y burlando las sangres altaneras despide sus fugaces primaveras. Qué sola plenitud de ser liberto y qué alegre acorralar de olvidos.
Publilius Syrius) (85 a.C. - 43 a.C.) esclavo liberto, alcanzó la celebridad en Roma en razón de sus pantominas y de sus máximas morales.
A mí las dulces Musas, como dice Virgilio, apartado de inquietudes y cuidados, y de la necesidad de obrar algo cada día contra mi intención, llévenme a aquellos sagrados recintos y a aquellas fuentes donde no sufra más, lleno siempre de miedo al desatinado y resbaladizo foro y una pálida fama; llévenme donde no me despierte el rumor de los que vengan a saludarme o del anheloso liberto; ni, incierto de lo porvenir, escriba un testamento en lugar de una hipoteca; ni posea más que lo que pueda dejar a quien yo quiera cuando llegue mi hora fatal y el fin de mi vida, y me pongan sobre el túmulo, no triste y espantoso, sino alegre y coronado; ni nadie por mi memoria consulte ni pida.
El dueño de la casa estaba loco de contento; llamó a los dos criados que me habían comprado y les regaló el cuádruple de lo que pagaron por mí. Confiome en seguida a su liberto predilecto, hombre de buena fortuna, y me recomendó a él con el más vivo interés.
Pero paso a los oradores latinos, entre los cuales soléis anteponerme, no a Menenio Agripa, según creo, que puede parecer antiguo a los elocuentes de nuestro tiempo, sino a Cicerón, César, Celio, Calvo, Bruto, Asinio y Mesala, a los cuales no veo, a la verdad, por qué los aplicáis más bien a los tiempos antiguos que a los nuestros, porque, hablando de Cicerón, fue muerto a 9 de diciembre, según escribe su liberto Tirón, siendo cónsules Hircio y Pansa, en cuyo año el divino Augusto se sustituyó a sí mismo y a Q.
El liberto me trató con humanidad y dulzura, y para ganarse las simpatías de su patrono le explicaba mil monadas mías. Enseñome primeramente a sentarme a la mesa con el codo apoyado en ella; luego la lucha, y finalmente el baile, levantando las patas delanteras, y lo que fue más maravilloso aún, a suplir la palabra con pantomima.
Porque, ¿qué cosas son un caballero romano, un liberto, un esclavo? No son sino nombres nacidos de la ambición o de la injusticia.
Se enracimaban golpeándose en los hombros, arrancándose los chapeos, gateando la moneda que les arrojábamos al paso. Y así, entre aquel cortejo de hampones, llegamos al jacal de un negro que era liberto.