loco

(redireccionado de locos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo
  • locución

Sinónimos para loco

hacerse el loco

Sinónimos

volver loco

Sinónimos

Sinónimos para loco

Ejemplos ?
Sin embargo, continuó con sus preguntas: - ¿Y cómo sabes que tú estás loco? - Para empezar -repuso el Gato-, los perros no están locos.
De lo que infiero, Sócrates, todo lo contrario de lo que decías y pienso que los sabios se afligen por tener que morir y que los locos se alegran.
- Oh, eso no lo puedes evitar - repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca. - ¿Cómo sabes que yo estoy loca?
-¡Ah querido Sócrates!, respondió Agatón, no creas que me embriagarán tanto los aplausos del teatro para hacerme olvidar que para el hombre sensato el juicio de un pequeño número de sabios es mucho más de temer que el de una multitud de locos.
Todos los locos son poetas; esto es lo que cree el prefecto, y es simplemente culpable de un "non distributio medii" al inferir de ahí que todos los poetas son locos.
Pondré término, finalmente, añadiendo que no los niños, ni los locos, temen la muerte, y que sería vergonzosísimo que la razón no nos diera aquella seguridad a la cual dirige la estulticia.
Sin esto seríamos simples entidades biológicas, inconscientes, movidos por las pulsiones químico-neuronales de nuestra anatomía fisiológica. No seriamos ni sensibles ni inteligentes; ni idiotas ni locos; ni geniales ni comodinos.
Y me quedé loco de no importárseme el porqué de nada y de no poderme entretener: todos los demás se pueden entretener y no están locos.
“Hay linajes en el mundo, hay regiones, en las que no se ve el rostro de los hombres; no tienen casas, sino que recorren, como locos, las montañas pequeñas, las montañas grandes”, decíase entonces, ultrajando a los hombres de aquellos países.
y si nosotros le respondiéramos: en su belleza, en su talle, en su riqueza y en las dotes de su espíritu, ¿no es cierto que nos tendría por locos, si fijaba su atención en la superioridad de estos datos respecto de ella misma?
Luego, retrocediendo desde Talavera, en grupos de uno a uno, armados de hambre, en masas de a uno, armados de pecho hasta la frente, sin aviones, sin guerra, sin rencor, el perder a la espalda, y el ganar más abajo del plomo, heridos mortalmente de honor, locos de polvo, el brazo a pie, amando por las malas, ganando en español toda la tierra, retroceder aún, y no saber dónde poner su España, dónde ocultar su beso de orbe, dónde plantar su olivo de bolsillo!
Había ido allí con un cubo y había regresado con las manos vacías, encogiendo y agitando los brazos y murmurando algo acerca de "los colores movibles que había allí abajo". Dos locos en una familia representaban un grave problema, pero Nahum se portó valientemente.