Ejemplos ?
Tomaremos la sal como ejemplo. Supongamos que un hombre o una asociación de hombres lograsen adjudicarse en exclusiva la producción y la venta de la sal.
Sin duda no podría presentarse una oportunidad mejor para el transporte de las personas que con el destino de diputados a las Cortes Nacionales, u otro de igual importancia hubiesen de trasladarse a España, si las circunstancias permitiesen aprovechar la noble oferta de V. S., y que éstos lograsen de las bondades que nuestros compatriotas traídos a su bordo desde la Península.
Si los peritos demarcadores no arribasen a perfecto acuerdo y ocurriesen dificultades que éstos no lograsen allanar, las disidencias serán resueltas por un tercero, nombrado de común acuerdo por los dos Gobiernos Contratantes.
Alberto empezó a serenarse, pero cuando el artista tomó el violín de nuevo y siguió tocando la interrumpida pieza, el joven sintió el mismo malestar, se desprendió de los brazos de sus amigos y echó a correr como un loco, sin que Manuel ni Luis lograsen alcanzarle.
"El asunto se divide en dos ramas: Primero, el natural antagonismo entre el viejo sistema y los cambios económicos; y, segundo, el efecto del principio de la ganancia, de minimizar, si no anular por completo, lo beneficioso de aquellas mejoras económicas que fuesen capaces de vencer ese antagonismo hasta tal punto que lograsen introducirse.--Ahora...
Esto que no evitó que el día 18 las tropas georgianas lograsen entrar en la capital, controlando gran parte del territorio y provocando la huida del Gobierno independentista abjasio a la ciudad de Gudauta.
sus respectivas delegaciones para discutir allí amistosamente el litigio limítrofe y lo que no lograsen ponerse de acuerdo sería sometido al arbitraje del Presidente de los Estados Unidos.
Debía explicarle que las tres provincias en discusión estaban muy lejos de su capital, que los indios bárbaros ocupaban una gran extensión de Sonora y Chihuahua y que si permitían que los Estados Unidos lograsen sus propósitos, eliminarían el peligro indígena y asegurarían el resto de sus provincias.
El capitán, Akhmatger Gardapkhadze, y su copiloto Vladimir Gasoyan, realizaron maniobras bruscas para evitar que los secuestradores lograsen su objetivo.
Al mismo tiempo, varios intentos de asesinato, ordenados por Horia Sima desde Alemania, fueron frustrados por policía secreta (Siguranta Statului) antes de que unos escuadrones de la muerte lograsen asesinar a Armand Calinescu, que había sustituido a Cristea como primer ministro tras la muerte de este, el.
Martic (1980), p. 228 El alto mando alemán evitó que las SS lograsen disolver la formación. En 1944 Ljotic se concentró en la situación militar, cada vez más grave para el Eje y sus colaboradores.
El ejército de Kuwait fue rápidamente vencido, aunque lograron dar el tiempo necesario para que la mayoría de las fuerzas aéreas de aquel país lograsen huir a Arabia Saudita.