loor

(redireccionado de loores)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con loores: acerbidad, desfallecido
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para loor

Sinónimos para loor

Ejemplos ?
11 Alcen la voz el desierto y sus ciudades, las aldeas donde habita Cedar: canten los moradores de la Piedra, y desde la cumbre de los montes den voces de júbilo. 12 Den gloria á Jehová, y prediquen sus loores en las islas.
Los arcanos del orbe escudriñaba; en medio de sus flores, junto al manso arroyuelo, olvidaba sus penas y dolores; enajenado, absorto, el alto cielo contemplaba de estrellas tachonado, el denso velo de la noche oscura, el manto nacarado de la brillante Luna, la Natura de mágica belleza revestida, y mil y mil loores tributaba a el Hacedor que el Orbe conservaba.
La uniformidad que distingue á esta E NCICLOPEDIA tiene su base y punto de partida en la unidad de dirección que preside á sus artículos y apreciaciones, pues nada más lamentable que recorrer las páginas de una Enciclopedia tropezando á cada paso con anacronismos y contradicciones y hallando revueltos en confuso montón (según las diversas procedencias de los tijeretazos dados á obras similares extranjeras, sin concierto ni orden) loores y vituperios é indecisiones y juicios mandados retirar hace tiempo por perogrullísticos ó anfibológicos, acerca de personas, obras ó escuelas.
La Condamine, Humboldt, Caldas el mártir, Boussingault... todos del soberbio Genio en la presencia deshojasteis flores, y con honda efusión y ardientes labios cantasteis sus loores.
23 Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo; gritad con júbilo, lugares bajos de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está: porque Jehová redimió á Jacob, y en Israel será glorificado.
Apiádate de mí, que a moribundo en la congoja que me aflige copio, y dejándome henchido de tu opio largo reposo envíame y profundo; que si favor tan alto me concedes y repites constante tus mercedes, coronas de tus flores mi agradecida mano a tus altares suspenderá a millares, y extenderá mi lira tus loores.
Mas no sólo del ansia de la gloria en nuestros pechos arderá la llama para que así los labios de la Fama altos loores sin cesar nos den: gloria ansiaremos para que esta gloria también la gloria del Perú acreciente, siendo siempre nuestra ansia más ardiente de nuestra patria el esplendor y el bien.
Tantos semblantes tu grandeza muestra, lograr pudiste tan diversas palmas, cual si te diera la divina diestra en muchas vidas diferentes almas: y si en mil y mil héroes te divides, cada cual de ellos basta A ser de los mayores que cantan de la fama los loores.
¡Quién en su vuelo audaz venciendo al ave que mas lejos se encumbra del cielo azul por la infinita vía, y, atrás dejando la inflamada esfera del alto luminar que nos alumbra, en Sión parara la veloz carrera, y, oyendo allí a los célicos cantores, del Eterno aprendiera los loores!
Luce en ti tan manifiesto tu virtuoso ánimo honesto, que el mismo impío Don Juan hubiera dicho a tu vista: «Es imposible conquista al más obstinado afán.» Si a loarte alguien comienza, tu faz modesta vergüenza tiñe en más vivo carmín; y, bajando la mirada, muda ruegas y turbada de tus loores el fin.
¿Qué vale que la turba voladora rey me pregone, cuando el pecho mío la sed en vano del amor devora? De mi grandeza en el fatal vacío, si amor demanda el corazón sediento, le dan loores y respeto frío.
Allí en salón soberbio, por do quiera terso cristal duplica los semblantes: de oro vestida y perlas y diamantes hermosura gentil danza ligera, y con sus gracias y afectado hechizo de mil adoradores lleva tras sí los votos y loores.