magisterio


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con magisterio: magistrado
  • all

Sinónimos para magisterio

Ejemplos ?
Exceptúase únicamente al personal docente e investigadores universitarios, técnico-docente, profesional y directivo que están sujetos a la Ley de Educación Superior, Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio Nacional; y, funcionarios y servidores de las Funciones Legislativa y Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Cuerpo de Vigilancia de la Comisión de Tránsito de la Provincia del Guayas y funcionarios del servicio exterior que se encuentran en funciones fuera del país, miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, que se rigen por sus propias leyes.
Acostumbrado el magisterio a entender la educación como una simple transmisión de los bienes culturales de las viejas generaciones a las nuevas, sin basamentos humanísticos, sin motivaciones significativas, simple vaciado informativo, aunque se hable incluso de comunicación, sólo ha contribuido a mantener estatus de comodidad para ciertas clases sociales en el poder, que adornadas de enciclopedismos tecnócratas, desde los currícula escolares y sus libros de texto, pretenden avasallar los destinos de los educandos para convertirlos en trabajadores maquinales, despojados de su autenticidad humana, de su conciencia de servir para el bien de todos, sin importarles el grado de salud mental y física que se deteriore.
Los educandos pueden, desde su capacidad innata y desde la zona de desarrollo real en la que se encuentren, pasar con la mediación semiótica que el magisterio realice a la zona de desarrollo próximo que se convertirá en zona de desarrollo real, pero que hará aparecer una nueva zona de desarrollo próximo.
En el caso de entidades que tienen su propio escalafón, como son las Fuerzas Armadas, el Magisterio Nacional y los profesores e investigadores universitarios, para el caso de los que no están escalafonados, no son aplicables las normas referentes a vinculación y grados de parentesco.
Más que enseñar, hoy se ha dicho, el docente debe guiar reflexivamente hacia los aprendizajes por medio de acciones o tareas contextualizadas. Un buen magisterio constituye una guía ejemplar.
Después, navegando entre, por desgracia, advenedizos del magisterio, sin vocación, simples trampolineros, piratas; transcurrieron los años de una escuela primaria convertida en represora.
Como es de suponerse, las autoridades de cada una de esas épocas diseñaron cursos, seminarios y talleres de actualización para que el magisterio de lengua española y literatura, comprendiera en qué consistían los cambios.
Para todo el magisterio responsable de la educación básica, la articulación de todos sus niveles, preescolar, primaria y secundaria, por medio de prácticas sociales del lenguaje, constituye un reto alentador que le permitirá, no sólo actualizarse constantemente y aprender la gran variación cultural y lingüística que nos rodea, sino descubrir en su alumnado toda la fuerza del gusto por saber que tiene el ser humano representado en las nuevas generaciones que experimenten este enfoque innovador.
Participar en concursos de méritos y oposición para ingresar al Magisterio Ecuatoriano y para optar por diferentes rutas profesionales del Sistema Nacional de Segundo Suplemento -- Registro Oficial Nº 417 -- Jueves 31 de Marzo del 2011 -- 15 Educación, asegurando la participación equitativa de hombres y mujeres y su designación sin discriminación; h.
El Instituto Federal de Capacitación del Magisterio se reorganiza para descentralizar algunos servicios y articular sus trabajos con los de las Normales existentes y los Centros Regionales en proyecto.
84.- Carrera Docente.-El personal docente comprendido en todos los niveles y modalidades gozará de estabilidad, actualización, formación continua, mejoramiento pedagógico y académico, percibirá una remuneración justa de acuerdo a la profesionalización, desempeño y méritos académicos. Estarán sujetos a la Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio.
Colaborador de diversas publicaciones culturales, como El Ensayo y El Ateneo, y políticas como el semanario El Constitucional; también fue animador de tertulias y centros culturales, contribuyendo notablemente a la forja del ambiente cultural y el desarrollo literario en Nicaragua. En León ejerció el magisterio en el Instituto Nacional de Occidente.