manejo


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para manejo

treta

Sinónimos

Ejemplos ?
Cuando los maestros, verdaderos investigadores educativos en su aula, atienden al uso cotidiano que sus estudiantes efectúan con sus diversos lenguajes, en las variadas situaciones de su experiencia, en los retos y problemas interpersonales que afrontan, con el manejo eficaz de sus recursos expresivos e ideacionales; manipulando todas las funciones sígnicas para hacerlos conscientes de sus manejos del significado personal y social; ideológico y cultural, aplican una lectura semiótica.
Por eso es que la educación requiere impulsar el manejo de los signos; enseñar a utilizarlos, a descifrarlos, a aplicarlos, en los constructos personales y sociales.
Al enfrentarse, por ejemplo, a una imagen publicitaria, el educando puede capacitarse para desmontar las argucias de los iconemas seductores y desentrañar ciertos engaños que comúnmente se presentan; luego de hacerlos conscientes, se entusiasma en re–crearlos humorísticamente, con lo cual, practica global y creativa; funcional y comunicativamente la lengua y así la clase de español cumple una de sus funciones trascendentales, apenas vislumbradas en la acción docente cotidiana, agilizar su manejo crítico.
Este último estaría especializado en el mantenimiento y manejo de la información visual y espacial, mientras que el lazo fonológico sería el responsable del proceso y almacenamiento temporal de la información verbal.
Aprehendiendo con ejercicios planificados y graduados el movimiento del sistema de una lengua, a partir de la duda cognitivo-lingüística en el uso, el alumno captará todas las posibilidades que tenemos en su manejo: Expandir, reducir, fusionar, elidir, transferir, sustituir, conmutar, permutar, ubicar, marcar, etc.
Las Provincias retiran o destituyen a los Diputados, revocan el poder que habían dado al Presidente para el manejo de las relaciones exteriores y guerra.
Como consecuencia, esto impulsará el manejo de las obras de consulta requeridas para resolver los problemas emergentes y en una necesidad significativa, aprender sobre ellos, al aplicarlos en la construcción de los objetos textuales requeridos por la práctica.
Como podrá comprenderse, la didáctica de la lengua ya no se centra en los temas gramaticales y literarios como antaño, sino en un manejo práctico de la lengua en situaciones específicas donde el estudiante irá aprendiendo “en vivo”, y desde aristas colaborativas, todo lo que se requiere para ser competente en sus modos de comunicarse, pues así se encuentran dictándolo las más recientes investigaciones psicopedagógicas.
Para los griegos, como para muchos otros pueblos anteriores o posteriores, los signos por excelencia fueron las palabras y como consecuencia, las palabras fueron atendidas acuciosamente por disciplinas específicas como la Gramática, para leer y escribir correctamente los textos clásicos; la Retórica, para persuadir oralmente con argumentaciones sólidas en impactantes piezas oratorias con un manejo artístico de metábolas y la Poética, para manifestar el arte de la palabra en verso.
Sólo hay un problema, no invencible, con los instrumentos tradicionales que la escuela utiliza: libro de texto único, copia y dictado, no será posible ningún avance, pues las prácticas sociales del lenguaje, exigen una apertura total a todas las posibilidades de investigación que desembocan en el reflexivo manejo de los medios de información; la escuela tendría que salir de su retícula para navegar los vericuetos sorprendentes de la gran red de la cultura humana.
Desde el jardín de infantes hasta la educación superior, el manejo de los sistemas sígnicos y su conocimiento generativo y deconstructivo resulta imprescindible.
Las licitaciones a que hace referencia el párrafo anterior serán idóneas para asegurar dichas condiciones, y las leyes establecerán las bases, procedimientos, reglas, requisitos y demás elementos para acreditar la economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad y honradez que aseguren las mejores condiciones para el Estado y los municipios. El manejo de los recursos económicos estatales y municipales se sujetará a las bases de este artículo.