mansarda


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para mansarda

buhardilla

Sinónimos

Ejemplos ?
Entre el 27 de marzo y el 6 de abril de 2014, el edificio fue sede de la muestra "Espacios Revelados, Changing Places", organizada por Siemens Stiftung y el Gobierno de la Ciudad, con las instalaciones "Pixelated Revolution" del libanes Rabih Mroué, y "Laughing Hole" de coreógrafa europea María La Ribot, entre otros artistas. El Edificio Tornquist cuenta con 2 subsuelos, una planta baja, entrepiso y 9 pisos altos (uno en la mansarda).
La mansión del crimen, o La víctima, traducción de la comedia La mansarda du crime de Rosier, Madrid, Imprenta de Yenes, 1848. La batelera de Pasajes, Madrid, Imprenta de Repullés, 1841.
La mansión del crimen, o La víctima, traducción de la comedia La mansarda du crime de Rosier, Madrid, Imprenta de Repullés, 1841.
En la azotea, la torre del edificio alojaba un último departamento en dúplex, con cuatro relojes jerarquizando sus fachadas y un balcón corrido en el segundo piso, donde estaba la mansarda original rematada por el sol radiante, el logo de La Mutua.
Loggias de arcos serlianas forman engañosamente una apariencia casi india, que sin embargo se disponen bajo una cubierta mansarda.
El cuarto nivel es el remate metálico del monumento es hierro forjado, fabricado en Monterrey, consiste en un claristorio necesario para dar salida al sonido de las campanas y un ático o mansarda que es el techo final de la torre con cuatro vanos circulares llamados óculos.
Mientras se decidió restaurar íntegramente el área noble, utilizando sus espacios como salas de exposiciones, conservando el mobiliario original e interviniendo mínimamente, las fachadas fueron acondicionadas, eliminándose la vegetación y moho que crecían sobre ella y deterioraban el material, reponiendo molduras destruidas o eliminadas y tejuelas de pizarra en la deteriorada mansarda.
Con los sucesivos terremotos ha sufrido daños serios que incluso lo llevaron a perder la mansarda que poseía sobre el segundo piso.
Su estilo es de influencia francesa, según los cánones de la École des Beaux-Arts parisina, con techo a mansarda y una cúpula truncada, un cuerpo saliente en la parte central y ventanas que van desde el piso hasta el techo.
Se destaca en ella su fantasiosa ornamentación, de influencia veneciana. El edificio posee mosaicos opalinos, capiteles de bronce y cerámicas de oro en la mansarda.
Se trata de una fachada con órdenes de columnas gigantes, atlantes que sustentan un balcón voladizo de formas ondulantes rectas y curvas, que se combinan con columnillas pareadas y fajadas, como las de los plintos del piso superior. El tejado tiene carácter de mansarda en pizarra, con buhardillas en su muy pronunciada inclinación del agua.
Aunque no tan importantes, hay influencias continentales: frontones clásicos que sobresalen de los tejados en mansarda, agujas y hastiales que llaman la atención, y una cúpula que remata todo el conjunto.