maquinar


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con maquinar: maquilar
  • verbo

Sinónimos para maquinar

Ejemplos ?
Campian y compañeros mártires, por haber atentado á la vida de la reina Isabela de Inglaterra, contra la cual no cesaron de maquinar los jesuitas.
Tras enterarse de la derrota de su maestro y del fin del plan de robar la Fuerza del Valle del Jedi Tavion se retiró a maquinar nuevos planes.
Patricio intenta tener un acercamiento con su hijo Beto y con Soledad, cosa que a Alicia no le agrada del todo y empieza a maquinar un plan para asesinar a Soledad y a su hijo, por su parte Candy se entera de la relación que tenía su amiga Soledad con Patricio y le dice que Beto es hermano de "Chava".
Los "vecinos honrados y pacíficos" entonces propusieron que ambos gobernaran juntos. Y así se hizo; prestaron juramento en la iglesia, pero al salir de ella, comenzaron a maquinar el uno contra el otro.
Los hoyos circulares son sencillo de maquinar, pero los hoyos elongados, o los hoyos con forma de cruz, son ventajosos por permitir la selección de un modo particular de acoplamiento.
Mientras tanto Butters, en su forma de álter ego, el Profesor Caos, está tratando de maquinar un complot para llevar la destrucción a la ciudad.
La figura de Almanzor empieza a crecer en popularidad al tomar medidas demagógicas como la abolición de impuestos o mediante campañas militares exitosas que le aseguran el apoyo del ejército. Entonces comienza a maquinar para hacerse con el poder absoluto, para lo cual debe deshacerse del corregente Al-Mushafi.
Gamarra quedó muy irritado por esta elección y empezó a maquinar con sus partidarios para derribar al nuevo gobierno, achacándolo de haber nacido de manera ilegal.
Una de las operaciones más simples con el cepillo es la de maquinar un vaciado con dimensiones definidas, tomando uno o más cortes de la superficie.
En 1524, Francisco Cortés de San Buenaventura conquistó esta región y al recibir la obediencia de Etzatlan, mandó llamar al cacique Goxicar; éste, temeroso de que los peninsulares pasaran a su pueblo, prefirió ir a rendirles tributos aunque de mala gana. Pero después comenzó a maquinar en contra de los conquistadores.
Entonces, Bobo salió corriendo para contarles a sus amigos lo que había visto. Al día siguiente se pusieron a maquinar cómo arrebatarle el fuego al caimán sin quemarse ni ser la comida de los reyes del agua.
Suele maquinar planes retorcidos en contra de sus hermanastros cada vez que se le presenta la ocasión, aunque ninguno sale como ella espera.