matarse


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para matarse

esforzarse

Ejemplos ?
Esto he dicho por aquellos que por evitar el pecado, no ajeno, sino propio (no sea que a causa del ajeno apetito vengan a consentir también con el propio irritado), piensan que deben hacerse fuerza a sí y matarse.
Los medios de destrucción se aumentan por tal arte, que es de temer que dentro de poco puedan matarse en un minuto millones de hombres; puedan dispararse en un segundo más bombas, balas y metralla que un siglo há se disparaban en treinta ó cuarenta años; y tales y tan estruendosos podrán ser los disparos, que el coste de uno solo baste á mantener durante un año á toda una familia.
Y rió y rió y rió... y lo que había planificado quedó en el olvido. (Para qué matarse tanto con un curso así. A lo mejor es una estafa.
Cuando. no pudiera más, anclaría a una resolución extrema. ¿Matarse?... ¡Nunca! Los hombres como él sólo se suicidan por deudas de juego o de honor.
Un aposento tras otro (250) Amedrentado cruzó Y dió por fin en la calle: Mas al tender en redór Los ojos despavoridos Con espanto grande vió Que el juez se arrojaba á ella Lanzado por un balcon. Cayó en las piedras el triste Y de tanta elevacion, Que si intentaba matarse Con tino lo ejecutó.
Acomételos de tal manera, que luego dieron lado, e viendo los otros escuadrones esto, dan a huir. Secutóse la vitoria; matarse hían hasta dos mill indios; hiriéndose otros muchos.
Indias pescadoras que venían de Chorrillos, hierbateros de Surco, yanaconas de Miraflores, cimarrones de San Juan y peones de las haciendas traficaban a esa hora a pequeña distancia del estanque. No había forma de que un hombre pudiera matarse en paz.
De la muerte voluntaria por miedo de la pena o deshonra Si a ninguno de los hombres es lícito matar a otro de propia autoridad, aunque verdaderamente sea culpado, porque ni la ley divina ni la humana nos da facultad para quitarle la vida; sin duda que el que se mata a sí mismo también es homicida, haciéndose tanto más culpado cuando se dio muerte, cuanta menos razón tuvo para matarse...
¿Qué sabemos lo que ella solamente pudo saber, si llevada de su deleite consintió con Sexto que la violentaba, y, arrepentida de la fealdad de esta acción, tuvo tanto sentimiento que creyese no podía satisfacer tan horrendo crimen sino con su muerte? Pero ni aun así debía matarse, si podía acaso hacer alguna penitencia que la aprovechase delante de sus dioses.
El que oye que no es lícito matarse, hágalo si así se lo previene Aquel cuyo mandamiento no se puede traspasar, pero atienda con el mayor cuidado si el divino mandato vacila en alguna incertidumbre.
Y si se dice que esto es maldad, sin duda lo es matarse, pues si pudiera haber alguna justa causa para hacerlo voluntariamente, ciertamente no habría otra más arreglada que ésta, y supuesto que ésta no lo es, luego ninguna hay para cometer un delito tan execrable Y esto, ¡oh fieles de Jesucristo!, no amargue vuestra vida; si de vuestra honestidad acaso se burló el enemigo, grande y verdadero consuelo os queda si tenéis la segura conciencia de no haber consentido a los pecados de los que Dios permitió pecasen en vosotros.
Porque ¿quién de ellos nos da crédito si como les decimos que ha haber cuerpos humanos vivos de calidad que han de estar siempre ardiendo y con dolor, y sin embargo jamás han de morir, les dijésemos q en el siglo futuro ha de haber sal tal especie que la haga el fuego derretir como se derrite ahora en el agua, y que a la misma la haga el agua chasquear como chasquea al presente en fuego, o que ha de haber una fuente cuyas aguas en la frialdad de la noche ardan de manera que no se puede tocar, y que en los calores del día están tan frías que no se puedan beber, que ha de haber piedra que con calor abrase la mano del que la apretare, o que, estando encendida por das partes, de ningún modo pueda matarse...