meandro

(redireccionado de meandros)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para meandro

curva

Sinónimos

Ejemplos ?
La gran mayoría pertenecen a la categoría de meandros de llanura aluvial (también llamados meandros libres o divagantes), esto es, que tienen su origen en la dinámica del curso mismo; se trata de meandros muy móviles que conciernen a sectores húmedos o abandonados como los «bayous» del Sur.
El Mosela tiene 515 km de largo, y es navegable, debido a la canalización, durante 64 km. Las laderas verdes, cubiertas de vides, flanquean el río, lleno de meandros.
MAYO I Sus ojos se derraman por los álgidos paisajes de su interno panorama y en torrente que aniquila, lo destruye con sus lúgubres meandros de una paz desesperada.
Desviada la corriente de un arroyuelo que se arrastraba formando numerosos meandros entre las quiebras de Black hill, encontráronse bajo su lecho de cuarzo, ricos depósitos, que se prolongaban, aumentándose, hasta los bordes del río.
Ciudad… acústica de nubes desangrándose en la noche sin aromas de mi agonizar sin meandros, reclina hasta mi cuerpo ya sin búsquedas la mueca de infinito que ensilueta sus relámpagos y fragméntame.
La geometría tiene grandes condiciones para los edificios públicos y religiosos; los templos griegos y demás edificios tienen la planta rectangular, las columnas cónicas, las metopas cuadradas, los frontones triangulares; en ornamentación hay un sinnúmero de meandros que decoran los miembros, las palmetas, que no son más que lineas perpendiculares a la línea horizontal que siguen, etc.
La luna, ahora casi en su cenit, asomaba espectral y vívida por encima de los gigantescos peldaños que rodeaban el abismo, y reveló un ancho curso de agua que discurría por el fondo formando meandros, perdiéndose en ambas direcciones, y casi lamiéndome los pies donde me había detenido.
Mientras inmóvil contemplaba sus líneas de pescar, sentado en su bote, vagaba su imaginación; recorría, soñando, todos los recovecos y meandros del Paraná que tantas veces había visitado, conchabado de marinero en alguna lancha de marcha lenta, echando semanas, cuando no meses, para llevar algunas mercaderías de Buenos Aires a Corrientes o a la Asunción y regresando más ligero a favor de la corriente, cuando no faltaba el agua, y trayendo, sin urgencia, los cargamentos de yerba, de cueros y otros productos.
Se dejó, pues, llevar por los meandros lamartinianos, escuchó las arpas sobre los lagos, todos los cantos de cisnes moribundos, todas las caídas de las hojas, las vírgenes puras que suben al cielo y la voz del Padre Eterno resonando en los valles.
En derredor de ese palo, en meandros caprichosos, juegan como locos tallos y flores, sinuosas y huidizas éstas, inclinados aquéllos como campanas o copas vueltas del revés.
Por debajo de la puerta salía un pequeño hilo de sangre que, trazando caprichosos meandros a lo largo del pasillo, iba a estancarse contra el zócalo frontero.
Henry, en uno de los cuales se hace alusión a la gran cantidad de puentes que tenía la ciudad para atravesar los numerosos meandros del río:.