medroso

(redireccionado de medrosas)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con medrosas: boceto
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para medroso

Sinónimos para medroso

achantado

Ejemplos ?
Todavía en la cabeza Se agitan los pensamientos Confundidos, Y con lánguida pereza Dejamos sus movimientos Vagar perdidos. Y las nocturnas visiones Quo nuestro capricho loco Nos fingía, Sus medrosas ilusiones Desvanecen poco a poco Con el día.
Duermen al parecer; mas como aquéllos Al soplo de una brisa se levantan, Crecen, vuelan, y al fin toman, cual ellos, Formas medrosas que la vista espantan.
Siento que a mi lado vagan Fantasmas que no conozco; Veo luces que se apagan Al intentarlas seguir; Percibo voces medrosas Que entre la niebla se pierden, Sin saber lo que recuerden Ni lo que intenten decir.
Un beodo incivil Os enrostra al pasar un amor irrisorio; Sobre vuestros talones brinca un niño flojo y vil. Avergonzadas de existir, sombras encogidas, medrosas, agobiadas, costeáis los muros; Y nadie os saluda, ¡extraños destinos!
Pérez desapareció, su casa quedó en escombro, don Mendo a Madrid volvió, y con estruendo y asombro la torre se desplomó. Contaron de ello, medrosas, las gentes varias consejas y fábulas espantosas; de amoríos las hermosas, y de visiones las viejas.
Las Náyades se aterran, y medrosas alrededor del venerando Río le piden las socorra en pena tanta, tierno las oye y con fervor divino al gran Jove aquesta prez dirige: «¡Oh, Padre eterno, a cuyo poderío los cielos obedecen y la tierra!, mirad de vuestro asiento este enemigo que atropella las leyes más sagradas, de vil codicia el hálito nocivo solamente lo mueve; el cruel sistema de exterminar al que odia sus caprichos es el deber que su razón conoce.
Aquí depositaban las preciosas alhajas de Troya que conducían de todas partes, las que extraían de los templos, que incendiaron las mesas de los dioses, los tazones de oro macizo y las ropas que robaban; alrededor estaban los niños y sus medrosas madres, en una prolongada fila, observando el rigor del saqueo.
Y viendo ella las cabras medrosas y descarriadas, y oyendo a Dafnis, que la llamaba siempre a gritos, abandonó las ovejas, tiró al suelo la flauta, y a todo correr se fue hacia Dorcón, pidiéndole socorro.
Ver las medrosas visiones Que en la noche nos turbaron, En bóvedas y rincones De opaca lumbre al lucir; En escombros convertidas Musgo y tintas con que al tiempo Las murallas carcomidas Plugo manchar y vestir.
Aun puede oirse por ellas, con el brindis del Barón, el seco y discorde son del vino y de las querellas. Viénense allí a dibujar, con la luz de las bujías, mil medrosas fantasías espantosas de mirar.
Existen, además, gentes avaras y medrosas que entierran y atesoran sin cesar el dinero efectivo, durante un lapso a veces bastante prolongado.
Las aves que se anidan En sus rotas almenas El insólito canto oyen medrosas, Los pardos ojos asomando apenas Por las grietas añosas.