mejunje


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para mejunje

Ejemplos ?
En Malasia, Singapur y la India, se toma el putu mayam, un mejunje frío de coco y fideos de arroz, para desayunar o como aperitivo.
Las mujeres usaban sobre sus rostros tonos blancos, oro y rojo muy discretos, alargaban sus pestañas con kohl, las cejas también se maquillaban con un mejunje a base de huevos de hormigas y moscas machacadas.
Jose Angel "Yusepe" Herranz - Guitarra y coros. Gabriel "Mejunje" Casanova - Hammond Carlo Coupé - Hammond. (2005-2007) Julián Maeso - Hammond.
Al describir al editor del The New Yorker Harold Ross, dice: "Parece un Abe Lincoln deshonesto". Woollcott, que reivindicó el Brandy Alexander fue un mejunje llamado así después que él, fuera conocido por su agudeza salvaje.
Actualmente es una romería en la que se dan cita miles de romeros vestidos con los trajes típicos: sombrero negro, alpargatas, el cuchillo canario, la calabaza llena de mejunje, vino, ron o agua y comida típica como el queso de cabra, los chicharrones, mantecados, el puño de gofio y las sardinas fritas.
En la gastronomía típica de Santa Lucía destacan las papas arrugadas, potaje canario, sancocho, conejo en adobo, la aceituna de la zona, el mejunje, los mantecados, los vinos y el queso.
Otras comidas callejeras son: Panipuri (también llamado golgappa o phuchka) y bhelpuri: bolas huecas crujientes de masa, que se rellenan en el momento de comerlas con un mejunje picante hecho con agua y patata, cubiertas con chutney dulce o picante.
En el pueblo encontramos un museo privado de restos prehispánicos, el Museo de El Hao, así como salas dedicadas a la etnografía, botánica y zoología del lugar. Además, en las tiendas de este núcleo se pueden adquirir buenas aceitunas aliñadas y licor de mejunje.
En diciembre de 2008, Headless Blogger publicó una receta de Ultimate Fattie ('Grasa Definitiva'), que se hace con salchicha, pimiento chile, pepperoni y queso muenster enrollado en una rejilla de panceta. Este mejunje fue inspirada por el rollo de queso y panceta (de nuevo, en rejilla) publicado por un usuario en el blog Foodroll.
Como explica el historiador del Arte Jörg Völlnagel, «El Splendor Solis no es en absoluto un libro de laboratorio, es decir, una especie de recetario para el alquimista que, siguiendo sus indicaciones prepara su mejunje y acaba encontrando el oro artificial en el recipiente.