miedoso

(redireccionado de miedosos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para miedoso

Ejemplos ?
Los primeros comuneros en llegar a la plaza son los tinkis, que se precian de ser los más valientes y osados; luego aparecen los de San Juan o sanjuanes, los más miedosos.
Max Cady es parodiado en el episodio de la quinta temporada de los Simpson, Cape Feare (en Latinomérica "Cabo de Miedosos") en donde el ex convicto es Sideshow Bob que al salir de prisión tiene solo un objetivo: matar a Bart Simpson.
Instantáneas de esos seres asustados, confundidos, crueles, miedosos, solitarios, condenados a la incomunicación en ciudades inhabitables y delirantes; seres perdidos fatalmente en medio de un océano de desamparo.
Estudios recientes demuestran que los perros esterilizados en general son más agresivos hacia los humanos y otros perros y más miedosos y sensibles al tacto que los perros que no han sido esterilizados,aunque los efectos varían de un perro a otro.
ape Feare (titulado Cabo de miedosos en Hispanoamérica y El cabo del miedo en España) es el segundo capítulo perteneciente a la quinta temporada de la serie de televisión de animación Los Simpson, estrenado originalmente el 7 de octubre de 1993 en Estados Unidos.
Defectos: Todo lo que se diferencie de lo expuesto anteriormente se puede considerar como defecto que será penalizado en función de su gravedad. Perros miedosos.
Es por ello que los castigos a los miedosos o indisciplinados eran ejemplares, como reflejaron Maquiavelo o Paolo Giovio: Además de la severa disciplina, un elemento que cohesionaba el grupo era la circunstancia de que las compañías solían formarlas vecinos de los mismos valles, que se conocían entre sí —incluidos los mandos—, con lo que el buscado esprit de corps tan necesario en momentos críticos estaba más que garantizado.
En cambio, Tiffani Thiessen, Sarah Jessica Parker, Nicole Eggert, Alyssa Milano, Winona Ryder, Christina Applegate y Jennifer Connelly lo rechazaron. La cinta fue parodiada en un episodio de Los Simpson titulado en España Lago del terror y en Latinoamérica Cabo de miedosos.
Sin contar a Tío Monty "La habitación de los reptiles", todos sus tutores se han preocupado poco por defender a los huérfanos o han sido demasiado miedosos para hacer algo al respecto.
Los gatos salvajes ya socializados tienden a confiar solo en la gente en la que han aprendido a lo largo del tiempo que se puede confiar y puede que sean muy miedosos con extraños.
Los lactantes pueden sentir un malestar que es ocasionado por un evento atemorizador, pero no pueden determinar que ellos mismos están «atemorizados» o son «miedosos».
Sólo los miedosos se quedarán, amontonados y estrechos, pagando arrendamientos aplastadores, en estos campos sin holgura, donde el dueño les limita el número de yeguas y de vacas; donde las majadas, a cada rato, se mixturan; donde todo podrá ser muy lindo, ricos los pastos, verdes las lomas, dulce el agua, pero donde falta esta hermosura que sola hace la vida feliz, aun en medio de sus tristezas, la esperanza en el porvenir.
Confusos de estupor, miedosos oomo estos esclavos que se tienden en tierra, o descendiendo a la debilidad de las mujeres, ¿dejaremos escapar de nuestras, manos tan opima presa?
Adulones no nos faltan, por cierto, que siempre tratan de sacar de nosotros alguna tajada, o miedosos y cobardes, que con tal de alejar de sí nuestra ira, serían capaces de las más bajas vilezas.
Desde luego que no faltará quien se haga cruces, quien se asombre, quien se ponga malo del hígado cuando uno dice estas cosas, y es lógico, porque nos enseñaron a ser cobardes, porque nos enseñaron a ser tímidos, porque nos enseñaron a ser miedosos y porque nos enseñaron a ser poco patriotas (APLAUSOS).
El oro es pan y ropa y techo en primer lugar, y no hay techo ni ropa ni pan para todos los habitantes del planeta, a causa de lo torpes y miedosos que somos.
Era un gran observador de tipos humanos: gente que madruga o trasnocha en Cuadros al fresco; miedosos y pillos que quieren librarse de quintas, en Juicio de exenciones; tenderos de poco pelo y parroquianos de menos dinero, en Ultramarinos; fanáticos por la lotería y los toros, en ¡Hoy sale, hoy!
Para ello Brancaleone recurre al apoyo de un puñado de bandoleros mal armados y muy miedosos, que sólo buscan huir de las penurias del bandidaje sin correr grandes riesgos, y a quienes el fantasioso protagonista denomina seriamente " mi ejército " (llamado armata en italiano).
Sobre todo destruimos esta capacidad al hacerlos miedosos, temerosos de no hacer lo que otras personas desean, de no agradar, de cometer errores o de estar equivocados.