miel

(redireccionado de mieles)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para miel

miel rosada

Sinónimos

Sinónimos para miel

melaza

Sinónimos

Ejemplos ?
Pronto, incluso, frutos la tierra no arada llevaba, y no renovado el campo de grávidas canecía espigas. 110 Corrientes ya de leche, ya corrientes de néctar iban, y, doradas, desde la verde encina goteaban las mieles.
Campos, y Sanchez, que con nobles bríos á la region artística su vuelo gallardos tienden con intentos pios, Prez y honor cada cual del patrio suelo, con armas ó cincel, pluma ó pinceles, su nombre eleva de la gloria al cielo. Tú, brillando entre todos como sueles, disfrutarás en pláticas sabrosas de la amistad las regaladas mieles.
Y sin demora que se mezclen ordena cebadas de tostado grano y mieles, y la fuerza del vino puro con leche que coágulos ha padecido y, los que bajo esta dulzura se oculten furtivamente, unos jugos 275 añade.
La producción de azúcar llegó a 2 millones 650 mil toneladas, la de mieles incristalizables ascendió a 1 millón 376 mil toneladas, y la de alcohol a 57 millones de litros.
En la zafra 1972- 1973, se obtuvo la mayor producción en la historia azucarera con 2 millones 600 mil toneladas de azúcar; 230 mil más que en el ciclo anterior y que equivale a un incremento neto del 10 por ciento. En este ciclo se cubrieron a los campesinos los precios de liquidación más altos por concepto de azúcar, mieles y alcoholes.
Artículo 107.- El CICTCAÑA propondrá al Comité Nacional los estudios y proyectos que tengan como prioridad el desarrollo y aprovechamiento de la agroenergía, en particular del etanol como carburante y oxigenante de gasolina a partir de mieles iniciales y de mieles finales, así como del aprovechamiento del bagazo de la caña con fines de industrialización para la cogeneración de energía y la obtención de gas sintético.
Establecimiento del organismo público denominado Regulador del Mercado de las Subsistencias. Ley del Impuesto sobre Alcoholes, Aguardientes y Mieles Incristalizables.
Colonia rumorosa de insectos enreda y explota con insana codicia aquella Capua de mieles y perfumes; en tanto que las mariposas loquean en el aire, besan a sus hermanas vegetativas, ponen en juego sus cambiantes, y, como el anhelo humano, se largan voltarias, caprichosas, en pos de nuevos ideales.
Mas ni en mis noches divinas con estrellas diamantinas, ni en mis caseras palomas, ni en la miel de los aromas de mis natales colinas, ni en las puras azucenas, ni en las fuentes de la umbría, ni en las auroras serenas, ni en las dulces tardes llenas de profunda melodía, ni en los besos ideales, ni en las mieles musicales de las madres cuando cantan, ni en las risas celestiales de los niños que amamantan, encontró la musa mía pobre símbolo siquiera que con miel de poesía interpretarme pudiera la pureza de María...
Mas tú que tanto has amado, tú que tanto has padecido, tú que nunca has ofendido, y que siempre has perdonado, a la que nació en tu seno sé que no guardas rencores; tú toda mieles y amores, aun de la tumba en el cieno.
Y sin poder murmurarse de sorpresas, callando su encuentro desnudado, se apaciguaron los presagios de la ira, puños aferrando su odio, boca envenenando mieles, ante la imagen altiva que burlante me tajaba los vocablos...
¿Qué manjares o qué mieles más dulces que conocer los designios de Dios, entrar en su santuario, penetrar el pensamiento del Creador y enseñar las palabras de tu Señor, de las cuales se ríen los sabios de este mundo, pero que están llenas de sabiduría espiritual?