mientes


También se encuentra en: Diccionario.
  • locución

Sinónimos para mientes

parar mientes

Sinónimos

Ejemplos ?
Estas trincheras que aludimos, el Perú las venía trabajando desde meses anteriores a la agresión, en tanto que nuestro ejército se mantuvo impávido y con los brazos cruzados. Este descuido fué por confusión del momento o porque ya se tuvo en mientes abandonar la frontera?
Y el capitán se le acercó, hablándole con buen modo, en voz cambiada, de máscara aguardentosa. -Señor Carmelo, no hay mientes de hacerle mal.
si hacerte le plugo »Su juez, jamás su verdugo »Te nombró el Emperador. »¡Mientes, sí, dióte la vara »Que aunque castiga no humilla, »Mas no te dió la cuchilla »Ni el dogal infamador.
CÓNDOR Pero el camino del Olimpo ignoro. POETA -Mientes; tú hurtaste al cielo, ave altanera, en pro de nuestros padres, la primera chispa de libertad que en Chile ardió.
-gritó la mujer-; no lo metamos a barullo: dir echándolo poco a poco, que aquí hay anguno que va a quedar bien con el dinero de los demás. -Mientes -exclamaron algunas voces.
Y no entro con ellos en pelea para decirles cuatro cosas que se me vienen a las mientes, porque tal vez lo vaya haciendo insensiblemente, y sobre todo, porque me llaman al orden los asuntos del mayorazgo, los tacos de sus dos mozos de labranza, y los aspavientos de su ama, a causa, de que, con sus recientes ilusiones, el solariego descuida el caballo, no siega nunca el retoño, deja todo el peso de la labranza a los criados y no habla más que de Madrid y de su amigote.
(Salen MELCHTHAL y STAUFFACHER.) FRIESHARDT.––Desprecia la autoridad suprema del gobernador, y no quiere reconocerla. STAUFFACHER.––¡Tell obraría así! MELCHTHAL.––¡Mientes, pillastre! LEUTHOLD—¡No ha saludado el sombrero!
Encuentra la unidad de cada especie, a pesar de la multiplicidad de sus individuos, y comprende la unidad del reino animal Paró mientes después en todas las especies de animales y vio que cualquier individuo es uno, considerado desde el punto de vista anterior.
Este última país, patentiza su pretensión de poseer Guayaquil, por todos los medios; y es así que, con el pretexto de llevar las tropas peruanas, San Martín viaja del Perú a Guayaquil con varios buques de guerra, trayendo en mientes funestas intenciones: la de posesionarse del Puerto principal.
Maury relata que durante algún tiempo se le venía a las mientes varias veces al día la palabra Mussidan, de la que no sabía sino que era el nombre de una ciudad francesa.
FRUTERA 1 No es sino mucha verdad; que le traes embelesado y lo que es mío te da y le llevas tú con gusto cuanto gano con pesar. FRUTERA 2 ¡Mientes con toda la boca!
Antonio se incorporó como un corcel al oír el clarín guerrero, y en los labios le brincó una rotunda afirmación, pero pudo contenerse, y -No, no es que la ofendes, sino que no me gusta que me la mientes, asín como está por la primera vez que ella te haiga mentao a ti pa naíta.