morada


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para morada

habitación

Sinónimos para morada

Ejemplos ?
Al instante nacieron los dos que fueron paridos, llamados Maestro Mago, Brujito; en la montaña nacieron. Entonces entraron en la morada: pero no dormían.
-grité -, ser malvado, profeta eres, diablo alado! ¿Del Tentador enviado o acaso una tempestad trajo tu torvo plumaje hasta este yermo paraje, a esta morada espectral?
Despreciar el deleite no es supuesto de sólida virtud; que aun el vicioso en sí proprio le nota de molesto. Mas no podrás negarme cuán forzoso este camino sea al alto asiento, morada de la paz y del reposo.
Al ver junto a la dama al caballero dentro de su recóndita morada, vuelto a los otros dijo: «Pájaro hay dentro, que, sin tenderle red, en ella encuentro.»; y, vuelto al conde: «Hombre jamás ha habido que tú más complaciente ni oportuno.
Sumidos en estas cavernas sin darnos cuenta de ello, creemos habitar en lo alto de la Tierra, casi casi como cualquiera que constituyera su morada en las profundidades del Océano se imaginara habitar encima del mar, y viendo a través del agua, el sol y los otros astros, tomara el mar por el cielo, y como por su peso o por su debilidad no habría subido nunca a la superficie y ni siquiera habría sacado la cabeza fuera del agua, no habría visto que estos lugares que habitamos son mucho más puros y bellos que los que él habita, ni encontrado a nadie que pudiera informarle de ello.
Artículo Tercero.- Se impondrá la pena de SEIS a DOCE AÑOS de prisión al que insultare, amenazare o injuriare al Presidente de la República-Jefe del Estado, de palabra o por escrito y el que invadiere violentamente su morada con fines diferentes a los apuntados en los artículos anteriores.
de una perfecta e ilimitada libertad de conciencia, y del ejercicio de su religión pública o privadamente, en las casas de su morada, o en las capillas y sitios de culto destinados para el dicho fin, en conformidad con el sistema de tolerancia establecido en los dominios de S.
Yo soy la felicidad. Husmea... como perro, e intenta hallar la morada donde habito..." ¡Ah! ¡Último día de trabajo! i Al fin las vacaciones...!) (Ya falta muy poco para que suene la hora en la que daremos término a nuestra faena.
volvieron entonces, danzando, al centro de la morada, pero causaban tanto placer, incitaban tanto a reír a su abuela, que bien pronto la abuela se rió.
He aquí que ahora contaremos su residencia, su morada, en la montaña en donde estuvieron juntos los cuatro llamados Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar; sus corazones gemían ante Pluvioso, Sembrador.
Verte pisar conmigo un mismo suelo Alivio un tanto mi melancolía: En los momentos de la noche oscura De mi amargura Supe aliviarme Con acercarme A tu morada.
-suspiró el elfo. Por fin encontró otra rosa y estableció en ella su morada, detrás de sus delicados y fragantes pétalos. Cada mañana se llegaba volando a la ventana de la desdichada muchacha, y siempre encontraba a ésta llorando junto a su maceta.