muchacho

(redireccionado de muchachas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para muchacho

Sinónimos para muchacho

chico

Ejemplos ?
Algunas parejas elegantes bajaban de sus automóviles, y las miradas de las pobres muchachas íbanse, con fulgores de envidia, tras los susurrantes vestidos, los empenachados sombreros y los ricos boas de las grandes damas, llevadas por una curiosidad exótica hacia este pequeño mundo de locura campestre...
Himen, oh, Himeneo, Himen ven, oh, Himeneo. Muchachas Héspero, ¿cuál en cielo rota más cruel fuego, 20 que a su nacida puedes del abrazo arrancar de su madre: del abrazo de su madre, en él prendida, arrancar a su nacida, y a un joven ardiente, casta, donar a la chica?
Y desde los chismosos que se dan sus altos vuelos; refinados, elegantes, sofisticados ( en el sentido estricto del término: falsos) hasta los de bajura; con delantal, chicle o papa en la boca y también “ sofisticados ”, el mundo de los chismosos chapotea en el océano de las niñas bien y no tan bien; en las malas, pelonas de la lengua; y en las muchachas que se las dan de buenas, pero astillan con esa burla que no se mira en el espejo.
Al menos para los jóvenes, su asistencia a los planteles escolares tiene el aliciente de reunirse con muchachos y muchachas semejantes con los cuales suelen compartirse experiencias y protegerse de obligaciones hogareñas.
Ante el fracaso educativo de los alucinados por la publicidad con el avasallamiento de sus anuncios, los resultados educacionales los vemos transcurrir, de modo frecuente, en la evidencia inobjetable de muchachos y muchachas inconscientes que en las esquinas de cada ciudad de cualquier mundo, primero o último, desde fines del siglo XX, exhiben algunos de los rasgos de los malogrados actos que la escuela y sus funcionarios, incluidos los maestros, les falseó: a) Abandono: Decepcionados por un sistema social que les exige máximos esfuerzos sin retribuciones justas, ni materiales ni psíquicas, los individuos desertan de sus ideales de ser algo, alguien, y se dejan arrastrar por el acaso aleatorio.
Como que mi Pepa se troncha, pero que se troncha oyéndolo, y con razón, porque es que yo no me he trompezao nunca con otro como él pa eso de contar chascarrillos, y si no fuera el hombre tan apegao a la mugre y no tuviera, como tiée, una nariz que es una trompeta, porque es que Dios tó lo que le ha dao de salero, se lo ha dao de mala presentación, y aluego que el probe, por dos pesetas, es capaz de tomar una trinchera; el probe vive en la casa de al lao, y, como el pozo es medianero, pos velay usté, él se pone en la parte de por allá, y mi Pepa, y la hija de la casera, y la Paca, y toas las muchachas...
Sabían, sí, que tenían cuarenta pesos en el bolsillo y facultad para llegar a mucho más en gastos. Babeantes de descanso y de dicha alcohólica, dóciles y torpes siguieron ambos a las muchachas a vestirse.
Al mes siguiente se fue, y Subercasaux pasó todas las penas para reemplazarla con tres o cuatro hoscas muchachas arrancadas al monte y que sólo se quedaban tres días por hallar demasiado duro el carácter del patrón.
Hasta que el gallo canta, a la madrugada, sostienen el cerro sobre cuatro estacas rojas, para que se ventile bien, y sus muchachas han aprendido nuevas danzas.
A continuación las muchachas hubieron de bailar, primero bailes sencillos, luego zapateados, y bien que lo hacían; finalmente, vino el baile artístico.
-Es usted aún soltero -observó la madre, a lo cual las jovencitas volvieron con sus risitas, pero esta vez muy turbadas. -¡Ni en la cuadra imperial he visto muchachas tan hermosas!
La botella se sentía llena de canciones y versos referentes a cosas de las que no tenía la menor idea: las verdes montañas soleadas, donde maduran las uvas y donde las retozonas muchachas y los bulliciosos mozos cantan y se besan.