Ejemplos ?
Un pintado Jilguero, Más ramillete que ave parecía; Con pico lisonjero Cantor del Alba, que despierta al día; Dulce cuanto parlero Su libertad alegre celebraba, Y la paz que gozaba, Cuando en un verde y apacible ramo, Codicioso de sombra, Que sobre varia alfombra Le prometió un reclamo, Manchadas con la liga vi sus galas; Y de enemigos brazos En largas redes, en nudosos lazos, Presa la ligereza de sus alas, Mudando el dulce, no aprendido canto, En lastimero son, en triste llanto.
de Avecilla se está mudando el traje también, y al mismo tiempo reza las oraciones de su devoción, segura de que al volver del teatro el sueño no le dejará concluir ni un Padre nuestro.
Y la razón por que, después de muerto, no se llamó Apis, sino Serapis, la da bien obvia Varrón, pues como el arca o ataúd, dice, en que se coloca al difunto que al presente todos llaman sarcófago, se dice soros en griego, y cómo principiaron entonces a reverenciar en ella a Apis antes que le hubiesen dedicado templo, se dijo primero Sorsapis o Sorapis, y después, mudando una letra, como acontece, Serapis.
Permítase asimismo saber que Valerio Corvino fue el primero que sujetó a Mesina, y el primero que de la familia de los Valerios se llamó Mesana, tomando el nombre de la ciudad rendida, y que mudando el vulgo poco a poco las letras, se vino a llamar Mesala.
Laura, que en la voz conoció a su hermano, pensando que se iría y mudando cuanto pudo la suya, le respondió: —Yo soy una pobre mujer, que por cierto caso estoy en este lugar, pues no os importa el saber quién soy, por amor de Dios que os vais, y creed, señor caballero, que si porfiáis en aguardar, me arrojaré en esta sepultura, aunque piense perder la vida y el alma.
Acerca de los siete peccados mortales, después de la addición, se haga la oración preparatoria, por la manera ya dicha, sólo mudando que la materia aquí es de peccados que se han de evitar, y antes era de mandamientos, que se han de guardar, y assimismo se guarde la orden y regla ya dicha y el coloquio.
Pero Catalina, puesta en la alternativa de sacar del sepulcro a su esposo para vivir oscuramente con él, mudando nombre y país, o de dejarlo para siempre en su tumba y subir al trono, arroja la llave del sepulcro y da la mano a Enrique.
Y al tiempo de reventar El botón de alguna rosa, Venir una mariposa Y comenzarlo a chupar. Y si se pudiera al cielo Con un pingo comparar. Tamién podría afirmar Que estaba mudando pelo. ?¡No sea bárbaro canejo!
He aquí yo entraré en juicio contigo, porque dijiste: No he pecado. 36¿Para qué discurres tanto, mudando tus caminos? También serás avergonzada de Egipto, como fuiste avergonzada de Asiria.
Mas el hado acerbo, triste, airado fue venido, y al fin él, confundido d’alboroto, atravesado y roto de mil hierros, pidiendo de sus yerros venia al cielo, puso en el duro suelo la hermosa cara, como la rosa matutina, cuando ya el sol declina al mediodía, que pierde su alegría y marchitando va la color mudando; o en el campo cual queda el lirio blanco qu’el arado crudamente cortado al pasar deja, del cual aun no s’aleja presuroso aquel color hermoso o se destierra, mas ya la madre tierra descuidada no le administra nada de su aliento, que era el sustentamiento y vigor suyo: tal está el rostro tuyo en el arena, fresca rosa, azucena blanca y pura.
Atentas escuchaban; 45 mas entonces, mudando sus versos Melibeo, de esta suerte prosigue con el canto: - Ninfas que a la salida del cristalino baño 50 mostráis la gentileza de esos cuerpos desnudos y lozanos, ¿por qué entre verdes hojas os ocultáis?
Vuelve al ponerse el sol al baluarte, donde secretamente algo reposa, y con la nueva luz, mudando enseña, sale sin que sea visto ni hacer seña.