morir

(redireccionado de mueres)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para morir

fallecer

Sinónimos

Antónimos

desvivirse

Sinónimos

Sinónimos para morir

Ejemplos ?
Muérome, según eso. -No te mueres-dijo ella-. Vivo has de venir conmigo a hacer una visita a los difuntos, que pues han venido tantos muertos a los vivos, razón será que vaya un vivo a los muertos y que los muertos sean oídos.
que sí. -¿Ves, Jenaro? Si te dejo no llegas nunca a animarte y te me mueres de viejo con las ganas de casarte. Me gusta la valentía.
Pero su infortunado padre, que nada sabía de su mal, entró en el aposento de repente y se abalanzó a la muerta, y dio grandes alaridos, y abrazándola y besándola decía: ¡Oh hija desventurada! ¿Qué dios te ha perdido tan miserablemente? ¿Quién acompañará a tu viejo padre a la pira, si tú mueres? ¡Ay de mí!
coge en brazos á tu hijo y estréchale contra tu pecho, ya que le has perdido á pesar tuyo; pero cuando los Dioses quieren, es natural que yerren los hombrea, Y á ti, Hipólito, te exhorto á que no persigas á tu padre con tu odio, pues ya sabes por qué destino mueres.
Porque en cuanto a mí si mueres, además de verme privado para siempre de ti, de un amigo de cuya pérdida nadie podrá consolarme, témome que muchas gentes, que no nos conocen bien ni a ti ni a mí, crean que pudiendo salvarte a costa de mis bienes de fortuna, te he abandonado.
Porcia, reviviendo en el gozo de haberle merecido a su marido parte de su cuidado, y resucitando la voz caída por el desperdicio de la sangre, le dijo: Segunda oración de Porcia -Bruto, en nada tienes peligro: si matas, te debe tu patria su vida; si mueres, te debe por su vida tu muerte.
Pero será grande mi pesar oh Menelao, si mueres y llegas al término fatal de tu vida, y he de volver con oprobio a la árida Argos, porque los aqueos se acordarán en seguida de su tierra patria, dejaremos como trofeo en poder de Príamo y de los troyanos a la argiva Helena, y sus huesos se pudrirán en Troya a causa de una empresa no llevada a cumplimiento.
Pero si han muerto y se hallan en la morada de Hades, el mayor dolor será para su madre y para mí, que los engendramos; porque el del pueblo durará menos, si no mueres tú, vencido por Aquileo.
Preferible sería que, al perderte, la tierra me tragara, porque si mueres no habrá consuelo para mí, sino pesares; que ya no tengo padre ni venerable madre.
Si insistía sobre la libra de carne que le otorgaba la letra de la ley, debería ajustarse a la letra, observando el aviso de Portia a Shylock: No cortes menos ni más Sino justo una libra de carne; si te llevas más O menos de justo una libra, sea tanto Cuanto representa lo ligero o lo pesado en lo esencial, O la división de la veinteava parte De un pobre escrúpulo; aun así, si el fiel de la balanza se inclina Tan sólo en la medida del grosor de un cabello, Tú mueres, y tus bienes son confiscados.
Por importante que sea detener la construcción de Centrales Nucleares, de Autopistas, de grandes aglomeraciones urbanas, el uso de sustancias químicas mortíferas en la agricultura y en la industria alimenticia, es preciso darse cuenta de que las fuerzas que conducen a la sociedad hacia la destrucción planetaria tienen raíces en una economía mercantil, de «creces o mueres» en un modo que debe expandirse en cuanto al sistema competitivo (consumo).
¡Ay fruta hermosa, qué infeliz eres! una vez naces y dos veces mueres. Muerto nace el valiente oso que vientos calza y sombras viste, a quien despierta ardiente la madre, y otra vez no se resiste a morir; y entre muertes dos naciendo, vive una vez y dos se ve muriendo.