mugir

(redireccionado de mugiendo)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para mugir

bramar

Sinónimos

rabiar

Sinónimos

Ejemplos ?
Pero éste le atacó enfurecido: hinchó sus aguas, revolvió la corriente, y arrastrando muchos cadáveres de hombres muertos por Aquileo, que había en el cauce, arrojólos a la orilla mugiendo como un toro; y en tanto salvaba a los vivos dentro de la corriente, ocultándolos en los profundos y anchos remolinos.
Suelte, pues, contra mí la cabellera Roja del rayo; se conmueva el éter Con trueno y lucha de encontrados vientos; La tierra en sus columnas sacudida Arranque de raíz el torbellino, Y las olas del mar suban mugiendo El curso a interrumpir de las estrellas, Y la fatalidad mi cuerpo lance Al Tártaro profundo.
Sobre ambos, los huracanes Mugiendo y quemando pasan; En ambos, el mismo cielo Su noche y su luz derrama; Ambos yacen solitarios, Sin antorchas y sin guardas, En palacios de reptiles, Que en torno lentos se arrastran, Sin respeto a su grandeza Ni noticias de su fama.
Otra veces, alineados en el banco, zumbaban horas enteras, imitando al tranvía eléctrico. Los ruidos fuertes sacudían asimismo su inercia, y corrían entonces, mordiéndose la lengua y mugiendo, alrededor del patio.
De la suerte que la vaca primeriza da vueltas alrededor de su becerrillo, mugiendo tiernamente, como no acostumbrada a parir; de la misma manera bullía el rubio Menelao cerca de Patroclo.
De pronto salta en medio del bulevar. Viene mugiendo un automóvil del ejército, desocupado y enorme, á toda fuerza de su motor. El soldado que lo guía cambia de dirección para no aplastar á esta desesperada que permanece inmóvil, con los brazos en alto.
Sucedió pues, que cuando ya el hijo de Anfitrión iba sacando de las majadas de su rebaño bien pastado, y se disponía a la partida, empezaron los toros a mugir, llenando con sus lamentos todo el bosque y las colinas que iban abandonando, a cuya voz respondió, mugiendo en la caverna, una de las becerras robadas, burlando así las esperanzas de Caco.
Zaarin Tengri es un espíritu que da a Khorchi (en la Historia secreta de los Mongoles), una visión de una vaca mugiendo "El cielo y la tierra han acordado hacer a Temujin (posteriormente Genghis Khan) el señor de la nación ".
Los estros están marcados por un comportamiento particular de la vaca, que es especialmente agitado, mugiendo con frecuencia, oliendo y lamiendo a sus congéneres, y puede intentar montar a otra vaca hasta que ella misma es montada.
En presencia de la concurrencia, encabezada por el gobernador de Antioquia y el obispo de Santa Fe de Antioquia, se hizo la prueba de carga de la estructura, metiendo en ella un elevado número de reses, que quedaron quince minutos mugiendo y pateando.