Ejemplos ?
Vehículos de cuatro ruedas también participaron en estas competencias, siendo unos de los pioneros Ralph Poole y Spence Murria, manejando un American Rambler.
(en inglés) Mae Murray en Galerías fotográficas de Mae Murria en Biografía de Mae Murray Biography en Biografía de Mae Murray Biography en
Su síntesis se desarrolla a través de sus trabajos con Magda Proscauer en respiración, Murria Todris en masaje sueco, Molly Day y Bernard Gunter en desarrollo sensorial y toque sensitivo, así como Friz Perls, Bloomberg, Miller y Simkins en Gestalt.
Antiguamente el lugar llamado Caraguatay-mi, el motivo del nombre, se indujo, a los primeros pobladores provenientes del Pueblo de Caraguatay Su fundador fue Eric Roy Murria, en el año 1945, procedente de la ciudad de Nueva Londres.
Además realiza un concierto a beneficio de UNICEF en Houston y otro en Phoenix para los familiares de los soldados que estaban en la Guerra del Golfo Pérsico y participa en el programa especial de Anne Murria en Disneyworld, que se televisa en Canadá y Estados Unidos.
¡Me ahogaría en esta atmósfera!... ¡Su padre..., sin más idea que su gota y sus libros; su tío Vania, con su murria, su abuela..., y, por último, su madrastra!
harla con Leónidas BailenI C o n t r a lo que habitualmente me pasa, siéntome esta noche con un humor tan barrabasado como andan los tiempos, y entre cigarro y cigarro me pro­ pongo desterrar la murria, echando una mano de palique con el Leónidas de las Termopilas limeñas.
Dice la tradición que el demonio fue allí por lana y salió trasquilado, porque se encontró con la horma de su zapato, esto es, con gente que sabía más que él y que le puso las peras a cuarto. Añaden las viejas que el Uñas largas guarda desde entonces tirria y murria por el Cerro de Pasco.
Por orden de su marido ocultó los tales versos cual la violeta su perfume; dedicóse a la práctica de las virtudes conyugales, fundamento de la sociedad cristiana, y vivió dedicada a abrochar a don Juan las trabillas, hacerle el nudo del corbatín, plancharle las percheras, pegarle botones en las camisas, marcarle pañuelos..., hasta que entregó a Dios el alma, que fue pronto, y de una murria o consunción inexplicable, dada su felicidad.
Porque si hubiese justicia en la tierra, Marineda a quien debía traer en palmas es a mí, el nacional veterano; y a ese terco vejestorio servilón, encerrarle en la cárcel, donde otros están con menos motivo.» Es inexplicable la murria que estas cavilaciones infundían a don Pedro.
quella cuitada de Romana Meléndez, tan mona, en lo mejor de la edad, los veinticinco; unida por su familia, sin previa consulta del gusto, al vejete socio de su padre, a don Laureano Calleja, pasó dos años medio secuestrada, recluida en su casa de Madrid, grande, cómoda, hasta lujosa, pero que trasudaba por las paredes murria y aburrimiento.
Y un día, entre otros, que le dió lugar la murria, la dixo su parecer de pe á pa; y seco, y sin llover, mandóla que se metiese en un Convento al proviso.