obvio

(redireccionado de obvias)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para obvio

Ejemplos ?
Finalmente, en agosto de 1810 – por razones obvias – se cortó aquí la corriente de nuestro estudiantado hacia Charcas; recibe sus grados en aquella Universidad, “almácigo de Revolucionarios” que ya cuajaba en frutos, el montevideano D.
Debemos creer, por razones obvias, que existen actas de cada una de esas reuniones pero, la verdad, es que no sólo no se han publicado, sino que tampoco han venido al Parlamento conjuntamente con el Convenio, como estimo correspondía, al igual que las instrucciones a que refería anteriormente.
– Estamos en lo mismo, señor senador, (sobre lo que no pude intervenir por razones obvias) en lo que tiene relación con el pedido de interpelación presentado por el señor senador Manini Ríos; el que tiene responsabilidad, el que puede dar las instrucciones, no es el Ministro.
2º Que la resolución del Senado que allanó a mi pedido los fueros correspondientes a mi cargo de Senador para que pudiera constituirme parte principal en estos procedimientos no sólo es inatacable por ser privativa de esa rama legislativa, sino que es perfectamente arreglada a nuestra Carta Fundamental, a los principios superiores de la Justicia y a la doctrina más recibida, que en esta exposición se tomará preferentemente de las obras americanas por razones obvias de afinidad.
Mientras no centren la educación en lo realmente humano, sino en la construcción de receptáculos hábiles para propósitos puramente económicos de unos cuantos detentadores que al final terminan siendo sólo los más ricos del panteón, todo devendrá estancamiento y fracaso, además de las obvias y tremendas consecuencias: la frustración de las esperanzas jóvenes.
Se ha venido acostumbrando a que el alumno lea escueta y llanamente, exigiéndole rapidez, aunque no sepa hacerlo como se debe, ya que leer no sólo se reduce a pronunciar signos gráficos, y a contestar preguntas obvias sobre lo que leyó.
Consideremos con objetividad y confianza recíproca la conducta de unos y de otros; así como yo no podría pedirte que en tus entrevistas abordaras a fondo el tema político, porque por razones obvias no puedes hacerlo desde el interior del país, no me pidas que, en el sitio en que estoy, me aísle rígidamente, y no suscriba documentos o asista a reuniones con otros políticos chilenos, por la simple razón de que nos han ofendido o con quienes hemos en otros tiempos y sobre otras materias, discrepado y combatido.
Y como una de las tales es la sustracción de la cuantía del salario a la libre concurrencia, en tanto se fija uno mínimo que -según el criterio ya expuesto por Zuiedineck- «baste para la manutención corporal y mental del obrero y de su familia», paso a justificar -basándome en la prueba demográfica- que no son obvias las razones eugénicas que aconsejan a la organización obrera a persistir en ese empeño, aún cuando los partidarios del ascetismo -políticos, burócratas y capitalistas- digan que se necesita muy poco para ser feliz y rememoren, con felino halago, aquellos «buenos tiempos» idos del industrialismo de «horca y cuchilla».
Inoficioso creernos entrar a probar que este es el verdadero sentido del artículo, porque siendo tan obvias las razonés que le sirven de apoyo se le revelan a cualquiera que se tome el trabajo de leerlo con detencion.
No necesitamos comentar las obvias consecuencias de un estado social en que la escuela no se puede establecer, y sólo hemos querido señalar la causa que reduce a generosas y estériles quimeras las tentativas que se hagan para establecer la enseñanza general y obligatoria.
fue ya bastante para justificar, hasta la evidencia, que no son obvias las razones eugénicas que aconsejaron y siguen aconsejando a la organización obrera a luchar por los aumentos de salarios.
Como se ve, la lei exije que la mesa funcione con cinco de sus miembros, pero nada prescribe para el caso, no raro, pues lo hemos visto en la práctica, en que no fuera posible re unirlos. Las consecuencias que acarrearia un caso semejante son por demas obvias para empeñarse en demostrarlas.