ocupar

(redireccionado de ocupamos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para ocupar

apoderarse

Sinónimos

  • apoderarse
  • posesionarse
  • tomar posesión
  • adueñarse
  • apropiarse
  • hacerse cargo

Antónimos

llenar

Sinónimos

emplear

habitar

Sinónimos

trabajar

Sinónimos

  • trabajar
  • matar el tiempo
  • no levantar cabeza
  • estar metido en harina

Sinónimos para ocupar

acomodarse

Sinónimos

Ejemplos ?
Y lo van a poder hacer, porque cuando aumente la capacidad adquisitiva del pueblo, podrán vender cuatro veces más. Yo les voy a poner un ejemplo: una finca de un batistiano —senador—, la ocupamos; 180 caballerías, a producir arroz.
El funcionamiento de las paraestatales ha producido el déficit presupuestal crónico, causante principal de nuestra inflación gigantesca; tales pérdidas también son causantes de nuestro endeudamiento externo, en el cual ocupamos el campeonato mundial indiscutido e indiscutible, reconocido por todas las ligas y asociaciones.(Aplausos.) Con el establecimiento constitucional del monopolio estatal de la banca se trata de corregir nuestros males, pero aquí se aplica una homeopatía sumamente paradójica.
Por dicha divisé el grupo de sombreros blancos de las hermanas de caridad, con quienes debía ir al Callao; me reuní a ellas, y ocupamos solas un vagón, entre los bomberos franceses y los italianos.
uto Proprio del Sumo Pontífice sobre la música sagrada Entre los cuidados propios del oficio pastoral, no solamente de esta Cátedra, que por inescrutable disposición de la Providencía, aunque indigno, ocupamos, sino también de toda iglesia particular, sin duda uno de los principales es el de mantener y procurar el decoro de la casa del Señor, donde se celebran los augustos misterios de la religión y se junta el pueblo cristiano a recibir la gracia de los sacramentos, asistir al santo sacrificio del altar, adorar al augustísimo sacramento del Cuerpo del Señor y unirse a la común oración de la Iglesia en los públicos y solemnes oficios de la liturgia.
Pero «fijando nuestras miradas en el autor y consumador de la fe, Jesús»(126), cuyo lugar ocupamos y por quien Nos ejercemos el poder, aunque sean débiles nuestras fuerzas para el peso de esta dignidad y de este cargo, Nos sentimos que su caridad inflama nuestra alma y emplearemos, no sin razón, estas palabras que Jesucristo decía de sí mismo: «Tengo otras ovejas que no están en este aprisco; es preciso también que yo las conduzca, y escucharán mi voz»(127).
El Valdez y Bazán de quien nos ocupamos cumplía sin discrepar un ápice con sus deberes de cristiano viejo y de leal vasallo, siendo por lo generoso y caritativo muy querido del pueblo.
Ustedes, señoras diputadas y señores diputados, al igual que los honorables magistrados y magistradas y todos quienes ocupamos las más altas posiciones de decisión política, judicial y administrativa, tenemos enormes responsabilidades hacia nuestro pueblo, y estamos llamados al liderazgo constructivo.
Jóvenes y viejos de este Partido debemos ocupamos de los conflictos reales, que están en la entraña de nuestra sociedad, de las contradicciones no abordadas, de las injusticias no eliminadas, de los problemas que no se tocan por temor a los intereses creados y de las reformas que no se han emprendido por timidez o miedo a lo nuevo.
El tipo, pues, de que nos ocupamos es conocidísimo de todos mis lectores que hayan viajado, ya hace cuarenta años, ya ahora, en diligencia, en galera o a caballo, agregado al arriero.
Con el Sistema de Satélites Morelos se descongestionó la red federal de microondas y se amplió la capacidad de transmisión de señales de telefonía, televisión, radio y teleinformática, logrando comunicar a un centenar de apartadas comunidades rurales. Ocupamos hoy más del 75% de la capacidad del Satélite Morelos I y, con la puesta en operación de Morelos II, garantizamos la comunicación interna del país hasta el año 2000.
Por el contrario, sí envueltas en nuestros mantos ocupamos los primeros puestos, nadie nos reconocerá; y si además sacamos fuera del embozo nuestras soberbias barbas y las dejamos extenderse sobre el pecho, ¿quién sería capaz de no tomarnos por hombres?
Chasco se lleva el N si ha creído que su pretenciosa contestación ha de bastar a arrojarnos de la fuerte posición que ocupamos.