pánico


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con pánico: ansiedad
  • sustantivo

Sinónimos para pánico

Ejemplos ?
no lo puedo remediar... Bueno, pos conforme iba diciendo, estaba la plaza de mujeres que daba pánico... Yo llegué al tendío una chispitilla antes de que encomenzara la faena, como que no había hecho más que sentarme cuando pun..., las cuadrillas en el reondel, y a poquito, tirirí..., tirirí..., tirirí, sale el primer bicho, y, ¡camará!, ni que el bicho fuera de azogue.
En su pánico constató, sin embargo, que no tenía fiebre ni ardor de garganta, y el corazón y pulmones conservaban su ritmo normal.
Frente a estas explicaciones embusteras, la realidad confirmó que fue el agotamiento de las reservas internacionales durante diciembre de 1994, derivado de las salidas de capitales de mexicanos, lo que provocó la pérdida de confianza y el pánico entre los "inversionistas extranjeros.
Por todas las regiones de aquel México, herido nuevamente, surgió con cabalgaduras de sangre el estruendoso pánico de una revolución.
Y así lo hizo; en un santiamén, el muchacho se vio por los aires metido en el cofre, después de salir por la chimenea, y montóse hasta las nubes, vuela que te vuela. Cada vez que el fondo del baúl crujía un poco, a nuestro hombre le entraba pánico; si se desprendiesen las tablas, ¡vaya salto!
Un instante, uno solo, cundió el pánico entre los tripulantes; pero después se impuso el ánimo esforzado de aquellos hombres habituados a disputar casi todos los días la existencia a las olas en las más trágicas lides.
Una trompeta esparcirá sonidos feéricos que aterrarán al orbe y las regiones de marmóreos sepulcros y palacios funéreos se abrirán ante el trueno de justicias. Quebrantados parirán de pánico los roncos sapos de la envidia.
Escuche usted esta melodía, que tiene un sabor pánico, casi griego: «Oye, corazón mío, la flauta de mi Amigo, que en ella está la música del olor de las flores del campo, de las hojas relucientes, del agua relampagueadora, de los parajes en sombra donde zumban las abejas.
Creció la crítica de los inversionistas del exterior al no poder comunicarse con los funcionarios hacendarios, pues el pánico ante lo que consideraban una "sobrerreacción de los mercados" los llevó a encerrarse en sus oficinas.
Se tiene miedo, pánico, a todo lo que pueda “inhibir” al alumno y ha de permitírsele formular atroces ignorancias al hablar o al escribir.
¿Qué anunciaría tan pesado mutismo? Mis labios temblaban, mis ojos explotaban de pánico y mi cuerpo total se sacudía. De pronto el capullo se abrió y yo caí desmayado.
Una urdimbre de fuerzas oscuras parecía imponer un orden en aquel caos, ofreciendo a un tiempo la clave de todas las paradojas y arcanos de los mundos que conocemos. Luego, de pronto, su hechizo se resolvió en un acceso de terror pánico.