paladear


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para paladear

Ejemplos ?
-Pos, señó -continuó el señor Curro, después de detenerse un punto para paladear una copa que acababa de ofrecerle el Tulipa-, el Niño, ya arrematao el tratillo que le había llevao a Gaucín, encomenzó un día a tallarse cuatro púas en la posá del Tomillares, y lo que pasa, que se puso a medias con el Carilargo de Utrera y arremataron por montar un tenderete, y como el Niño cuando se puée ganar honradamente la vía tirándole el pego al lucero de la tarde se la gana, y como en eso de tirar el pego, dicho sea sin ánimo de agraviarle, es el mozo to un catedrático, pos es naturá, a las dos semanas de haberse establecío tenían el Carilargo y él pa mercar dos cortijos en la vega.
Éste, que parecía resignadísimo a no paladear más goce que el no exento de amargura que su intimidad con la Niña le proporcionaba, no había día en que no pasase, al dirigirse al taller, por su reja para en ella dejar a su paso un misterioso suspiro; en que a la salida del trabajo no cambiase en la ventana de la Niña algunas frases con ésta, y en que llegada que era la noche, no echara el ancla casi a diario en su bahía durante algunas horas, distrayéndola con sus donosos decires o cantándole los tangos más en boga a los sones de la por él bien tañida vihuela.
Seis corpulentos hombres apenas si se dan a basto para atender a la pobretona clientela que ha ido a tan económica taquería para saciar su apetito. Nadie deja de paladear un sólo instante la sabrosura deleitosa de los tacos que ahí se expenden.
Todo el tiempo en que esto pasó le entretuvo el ama en paladear al niño con miel y en mudarle las mantillas de ricas en pobres; y, ya que lo tuvo todo aderezado, quiso llevarla en casa de una partera, como don Juan se lo dejó ordenado, y, al pasar con ella por junto a la estancia donde estaba la que quería comenzar su historia, lloró la criatura de modo que lo sintió la señora; y, levantándose en pie, púsose atentamente a escuchar, y oyó más distintamente el llanto de la criatura y dijo: -Señores míos, ¿qué criatura es aquella, que parece recién nacida?
Efectivamente, don Apolinar, que no se fiaba ni de su sombra, gustaba de hacer los negocios por su mano; y así, no solamente los discutía a su antojo, sino que, no parándose en la fe de una muestra aislada, iba «a la pila», y allí se hartaba de palpar, oler y paladear el género, hasta que le hallaba a su entera satisfacción.
Ya colocado en su punto hábilmente lo destaza y en pedacitos se pasa a saborear al difunto. Rizos de Oro iba a gritar; cautelosa se contiene mientras el jefe entretiene su gran boca al paladear.
El jardín botánico está integrado por varios jardines temáticos que giran entorno a los varietales vinícolas y las plantas relacionadas que nos evocan en nuestros sentidos del gusto y del olfato al paladear el vino.
–No está mal... Tomamos fruta. Yo trataba de paladear las manzanas, pero me parecían amargas. Volvió a pasar por mi imaginación un recuerdo.
En la posibilidad de paladear ese misterio, se funda gran parte de la visión solar y sagrada del mundo.» Ya Agustín García Calvo se dirigió a él para agradecerle en 1998 sus altas artes poéticas y musicales: su cuidado del ritmo del lenguaje, el sonar de los versos al oído: «Tus versos me desplegaban tantas palpables maravillas…, la memoria viva de lo que se podía palpar y se nos roba de entre los dedos.
Otras especialidades son: arroz Jollof, pollo relleno de nueces, pescado con arroz, mandioca con ñame y maíz, y sopa de maíz. Los platillos que se pueden paladear en Guinea poseen influencias de la gastronomía árabe, asiática y europea.
Festival Temático y peculiar de Irapuato, realizado en el palacio Municipal, donde se efectúan concursos por los mejores platillos preparados a base de Fresas (pasteles, nieves, pizzas, paletas, gelatinas, cocteles, bocadillos, ensaladas, agua de fresa, yogur, etc.), además todos los asistentes pueden paladear los cientos de platillos novedosos que concursan.