pelusa

(redireccionado de pelusas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para pelusa

Sinónimos para pelusa

pelusilla

Ejemplos ?
Benito la cuidaba, la aceitaba con frecuencia; y tenía un aparato especial para extraer del caño todas las pelusas y migajas parásitas que iban allí a alojarse.
Marcelo Dos Santos, 18:57 23 jul 2006 (CEST). Cuán dulces, querúbicas criaturas son estas nobles damas antes de atacar a las pelusas o de violar a una estrella.
Cinta de fijación: cinta de fibra textil, resistente, de textura suave, que no desprenda hilos, ni pelusas; su función es la de sujetar la placa de retención al cuello.
Con pelusas que van recogiendo de la lavandería fabrican una traje de custodio falso y Pablo escapa junto al hombre que lleva la ropa sucia por una puerta escondida, para luego reunirse con Rosalinda.
El pelo cae en forma de pelusas, y la cola se rompe fácilmente para permitir a las chinchillas huir de los raros predadores naturales que tienen (aves de presa, zorros y felinos silvestres).
Al ser enjuagadas, deben removerse residuos de jabón en ellas y secarlas al viento, papel tisú o con una toalla que no desprenda pelusas.
El fruto posee en la superficie una especie de espinas muy finas conocidas como pelusas o “penepes”, las cuales son fuertes cuando el fruto esta verde, pero se vuelven frágiles y fáciles de desprender a medida que éste avanza en sus grados de madurez.
Con optimismo y alegria, el equipo de pelusas ya en la mopa, la pasada semana dejo el siguiente mensaje: ¡alegrate, estés como estés, y desentona con él mundo como la percha azul.
westernensis Crían en primavera y comienzos del verano austral (entre septiembre y diciembre). Su nido es un pequeño cuenco de hierba, musgo, pelo, telas de araña y pelusas; colocado en algún pequeño árbol o matorral.
Varias personas han sido detenidas e incluso condenadas a cuatro años de prisión debido a la presencia de restos de estupefacientes adheridos a las suelas de sus zapatos, a la ropa o a las pelusas de los bolsillos.
Sus pequeños incisivos de color naranja y sus patas con dedos parcialmente atrofiados (patas anteriores: cuatro dedos y un dedo atrofiado; posteriores, tres dedos y un dedo atrofiado) y dotados de garras muy cortas, no son suficientes para causar un gran daño a sus dueños, pues biológicamente están diseñadas para huir: las patas posteriores, más desarrolladas que las anteriores y con cojinetes antiderrapaje, junto con una cola espesa y gruesa, les permiten erguirse en dos patas para observar a lo lejos, saltar al estilo de los canguros, y trepar para huir ante el peligro. Para aumentar sus chances de escape, el pelo cae en forma de pelusas, y la cola se rompe fácilmente.
El pelo es muy delgado y fino. Es recomendable cepillarle constantemente cada uno o dos días para evitar que se formen nudos o pelusas.