pensar

(redireccionado de pensad)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • locución

Sinónimos para pensar

razonar

Sinónimos

imaginar

Sinónimos

intentar

Sinónimos

ni pensar

Sinónimos

  • ni hablar

Sinónimos para pensar

decidir

Ejemplos ?
Di las gracias al ermitaño por su bondad y le confesé que estaba muerto de hambre. – Pensad primero en vuestra alma, hijo mío –me contestó–.
DON DUARTE Con vos iremos. DOÑA BERNARDA No ha de ir nadie. Pues, señora, andad con Dios, y de mí pensad que nunca os engaño. DOÑA BERNARDA Perdida voy...
¡Pensad, exclamaba, en el enorme aumento de la demanda de artículos de primera necesidad que eso supondría y, en su consecuencia, la subida espantosa de los precios a que daría lugarl Pues bien, todos sabéis que los jornales medios de los obreros agrícolas en Norteamérica son más del doble que los de los obreros agrícolas en Inglaterra, a pesar de que allí los precios de los productos agrícolas son más bajos que aquí, a pesar de que en los Estados Unidos reinan las mismas relaciones generales entre el capital y el trabajo que en Inglaterra y a pesar de que el volumen anual de la producción norteamericana es mucho más reducido que el de la inglesa.
Se ha visto a mineros llorar con el raido a cuestas. Otros, impotentes para el suicidio, sueñan con la evasión, pensad que muchos de ellos apenas son adolescentes.
Pues debo saber si puedo pagarlo. – Pensad que es la vida lo que vais a comprar, y la gloria además. Siendo así, ¿pensáis que por estas dos excelentes cosas puede pedirse menos de cien escudos?
No lo penséis, sino pensad y creed que ha querido llevar a mis amos de aquí y ausentarlos desta casa para volver a ella y quitaros la vida, que lo podrá hacer como quien bebe un jarro de agua.
Pedimos al pueblo de Cataluña que se terminen las intrigas, las luchas intestinas; que os pongáis a la altura de las circunstancias; dejad las rencillas y la política y pensad en la guerra.
Escuchad, Alteza, lo que os voy a decir, lo que os vengo diciendo, y pensad que no me mueve ningún otro afán que el de la verdad que me debo a mí mismo y el de la lealtad que a vos os debo.
Preciso es que no perdamos el tiempo hablando, ni difiramos la acción —la gran empresa está aún por acabar— para que vean nuevamente a Aquileo entre los combatientes delanteros, aniquilando con su broncínea lanza las falanges teucras. Y vosotros pensad también en combatir con los enemigos.
Tantos avemos de averes que no son contados; por vos avemos ondra & avemos lidiado, vençiemos moros en campo & matamos a aquel rrey Búcar, traidor provado. Pensad de lo otro, que lo nuestro tenémoslo en salvo.» Vassallos de Mío Çid seíense sonrrisando quién lidiara mejor o quién fuera en alcanço; mas non fallavan i a Diego ni a Ferrando.
Si ya entrada la noche, a nuestro techo y a nuestra puerta acude un peregrino, dadle en mi estancia mi desierto lecho. Pensad en vuestro hermano, en su camino do abrigo demandaba, en noche fría, del desierto a la rama de un espino.
Vuestra reunión, más que el cumplimiento de un acuerdo y de una prescripción reglamentaria, representa el momento destinado a tomar una determinación reflexiva antes de seguir obrando, por no decir rodando, inconscientemente por el despeñadero de los acontecimientos. Pensad en que habéis de cumplir el mandato de los que os delegaron...