pecar

(redireccionado de pequemos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para pecar

faltar

Sinónimos

Ejemplos ?
A partir de los años 1980, se hace cada vez más frecuente la utilización de redes de sensoreamiento remoto, generando de esta forma una serie temporal de observaciones con un intervalo de tiempo que pueden ser muy pequemos.
Director de televisión Teatro de Humor de Darío Vittori por Canal 9 (1979-1980) Coraje mamá (1985) Serie Un día 32 en San Telmo (1980) Serie La Novela Argentina (1977-1978) Ciclo de Unitarios Alta comedia episodio Los árboles mueren de pie (1974) Alta comedia episodio El hombre que yo maté (1973) Me llaman Gorrión (1972) Serie Pequemos un poquito (1971) Autor teatral Dulce...
El oro y el barro (1992) Serie Pasión (1991) Serie Alta comedia (1991) Serie (algunos episodios) Juan sin nombre (1982) Serie El Rafa (1981) Serie Teatro de humor (1974) Serie Me llaman Gorrión (1972) Serie (algunos episodio) Simplemente María (1969) Serie Nostalgias del tiempo lindo (1966) Serie Jacinta Pichimahuida, la maestra que no se olvida (1966) Serie;Productor de televisión Alta comedia (1 episodio, 1975) Nocturno (1975) episodio Pequemos un poquito (1971)
Es posible que pequemos de gradualismo; espero, este método nos ha permitido alcanzar metas firmes y no exponer al país a fuertes retrocesos por avances deslumbrantes.
Dirán que se debe temer que el cuerpo, sujeto al apetito sensual del enemigo, convide y atraiga con él demasiado regaló al alma a consentir en el pecado; y por eso añaden que debe matarse uno a sí mismo, no ya por el pecado ajeno, sino por el suyo propio antes que le cometa; pero de ningún modo consentirá en tal flaqueza un alma que acceda al apetito carnal, irritada con el torpe deseo de otro; un alma, digo, que está más sujeta a Dios y a su admirable sabiduría que el apetito corporal; y si es una acción detestable y una maldad abominable el matarse el hombre a sí mismo, como la misma verdad nos lo predica, ¿quién será tan necio que diga: pequemos ahora para que no pequemos después...