planco


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para planco

planga

Ejemplos ?
La ciudad fue severamente dañada durante la invasión aliada de Italia en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Lucio Munacio Planco (ca.
Matthias Gelzer sostiene que el término se reservaba para los descendientes de los cónsules, siendo Lucio Munacio Planco, cónsul del año 42 (designado por Julio César durante su dictadura), el último que cualificó como ancestro de nobiles.
El sujeto debe decidir si el estímulo presentado es una palabra o una no-palabra, que puede ser una no-palabra morfológicamente posible (es decir, que cumpla las reglas de formación de palabras de español, pero que por casualidad no existe, como por ejemplo planco) o imposible (bludrnt).
por Lucio Munacio Planco, un lugarteniente de Julio César, en el lugar en el que se alzaba una fortificación celta llamada Lugodunon ?del dios celta Lugus ('luz') y dúnon ('castro').
Tras la captura de Perusia (40 a. C.), Ventidio unió sus fuerzas con las de Lucio Munacio Planco, que había logrado huir. En este mismo año, M.
6, 11, vii. 19.) Cicerón recomienda a Furnio a Lucio Munacio Planco, en aquella época, 43 a. C., procónsul en la Galia Transalpina (Ad Fam.
Se alza en la punta del monte Orlando, acantilado rocoso sobre el mar Tirreno, conectado con la tierra por una península baja y arenosa. El monte Orlando, a 170 m sobre el nivel del mar, está coronado por el mausoleo de Lucio Munatio Planco.
Es probable que Planco, el gobernador de Siria y a quien muchos le atribuyeron la ejecución de Pompeyo, hubiera recibido órdenes en este sentido del propio Marco Antonio.
Octavio todavía, al menos nominalmente, actuaba en nombre del Senado pero se dio cuenta que éste no podría resistir las fuerzas militares ahora unidas de Lépido y Antonio y por lo tanto decidió abandonar su causa, más aún sabiendo que Asinio Polión, gobernador de la Hispania Ulterior, y Lucio Munacio Planco, gobernador de la Galia Transalpina, también se habían unido a Lépido y a Antonio, y que se preparaban a cruzar los Alpes con un formidable ejército.
Esta ocupación temprana de Baso no fue olvidada cuando llegó a ser cónsul, y los romanos, que siempre han tenido un gusto por la sátira, lo recordaban con el siguiente verso, que es registrado por Gelio: Planco, en una carta a Cicerón, llama a Baso, Ventidius Mulio, en alusión a su primera ocupación.
Entre esos desertores, Lucio Munacio Planco y Marco Ticio dieron a Octaviano la información que necesitaba para reafirmar ante el Senado todas las acusaciones que había hecho en contra de Antonio.
Tras los duros métodos que empleó para consolidar su dominio, el cambio en el nombre, sugerido por Lucio Munacio Planco, Suetonio, Vida de Octavio Augusto VII.