plumaje


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para plumaje

plumero

Sinónimos

Ejemplos ?
-grité -, ser malvado, profeta eres, diablo alado! ¿Del Tentador enviado o acaso una tempestad trajo tu torvo plumaje hasta este yermo paraje, a esta morada espectral?
"¡Diablo alado, no hables más!", dije, dando un paso atrás; ¡Que la tromba te devuelva a la negrura abisal! ¡Ni rastro de tu plumaje en recuerdo de tu ultraje quiero en mi portal!
Garza joven, sorprendida en las lomas de Antequera al tender la vez primera tiernas alas hacia el sol, no ha podido libre al viento al cruzar verde paisaje, ostentar de su plumaje el brillante tornasol.
Agarró una panguana tierna, de luciente plumaje zahonado, arisca y un poco brava, que luego se le escapó, aprovechando una caída de Miguel, al saltar un barranco jabonoso.
Había enflaquecido notablemente: no obstante, su atlético y hermoso cuerpo conservaba toda su elegancia, que realzaba aún más el vistoso plumaje que adornaba su persona, y una especie de diadema cubierta de piezas de oro primorosamente cinceladas, y piedras preciosas que ceñía su frente.
El mundo náhuatl le llamó Quetzalcóatl a ese estadio de la realización mental humana (Quetzal: ave de precioso plumaje y coatl, serpiente; simbolización de nuestra energía animal que se vuelve creadora luego de la experiencia vital.) Al efectuar la semiótica de sus iconos y de sus objetualidades se descubre la organización de los recorridos de sus semas o significaciones que al interpretarlos y comprenderlos nos hace sentir el flujo irradiador de la creatividad.
L OS C UATRO S OLES Has de saber espejito mío; mi aguilita, mi colibrí, mi reverendo plumaje, mi bello jade, mi ramillete de flores, tú, la sementera de nuestros ayeres, que muchísimo antes de la existencia del Universo; las galaxias, las estrellas, el mundo o este lugar, donde hoy vivimos y miramos tantos seres y cosas: México, (meztli: luna; xico (shico): ombligo), el ombligo del lago en forma de luna, nada se veía.
Ese estadio donde aparecía una combinatoria innovante y sorprendente se simbolizaba con Quetzalcoatl, la serpiente que se empluma, donde el plumaje deviene metáfora de la creatividad y la serpiente en movimiento sensorial que culmina, florece, en la invención técnica, científica, artística, moral, para el mejoramiento del grupo y de los individuos.
Un día en que había ido a un bosque vecino, al que se denomina aún el Bosque de los Curas, que pertenecía al convento, para sumirse con menos distracción en sus habituales ejercicios de contemplación mística, contempló un pájaro cuyo plumaje era de belleza impactante, y cuyo canto era más encantador aún, que revoloteaba delante de él mientras iba de rama en rama.
Un pectoral construido con blancos caracoles marinos le daba una apariencia de gran fortaleza y sobre sus espaldas flotaba un plumaje tan brillante, tan de refulgentes coloridos, que semejaba una cauda de cometa o una llamarada electrónica.
Y todos volvieron a reunirse en donde había quedado la hoguera destinada para la transformación astral, pues esta debía comenzar a la media noche. TECUCIZTECATL fue adornado con un espléndido plumaje y una capa de lienzo plateado.
En ese instante acertó a pasar por allí un águila que veloz penetró imprudentemente en la hoguera y aunque alcanzó a salir, su plumaje se quemó y quedó ahumado.