prender


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con prender: quedar
  • all
  • verbo

Sinónimos para prender

Sinónimos para prender

Ejemplos ?
Es que Herodes era el que había enviado a prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, con quien Herodes se había casado.
No tenía en el mundo más que aquella criatura: su mujer, hallándose recién parida, había muerto a consecuencia del susto de ver entrar a los civiles, que venían a prender al marido por sospechas de no sé qué alijo de tabaco y sal.
Todos aquellos que no habiendo recibido de la ley la facultad de hacer prender, manden, firmen y ejecuten la prisión de cualquiera persona, todos aquellos que aun en el caso de una prisión autorizada por la ley reciban o detengan al preso en un lugar que no esté pública y legalmente destinado a prisión, y todos los alcaides y carceleros que contravengan a las disposiciones de los tres artículos precedentes, incurrirán en el crimen de detención arbitraria.
Era imposible aceptarlo, sin embargo había que hacer unas cuantas concesiones para planificar la estrategia que se emplearía con el fin de combatir a esos debiluchos hombres. Con batir tambores sin fundamentos y con prender llamaradas de petate atómico no se podía triunfar.
Por ende yo vos encargo y mando que, guardando secretísimo todo lo susodicho, vais luego con diligencia a la costa de Málaga, donde las dichas naos diz que han de venir, y trabajaréis de saber, con la disimulación y secreto que se requiere, de la venida dellas; y cuando fueren venidas, pondréis grandísima diligencia y recaudo en tomarlas con alguna buena maña, y en prender y sacar a tierra todas las personas que en ellas vinieren, y señaladamente al dicho Biete, que (como he dicho) es el que principalmente diz que trae cargo de los dichos tratados.
Ítem, se ordena y manda que cualquier negro que sea o hiciere de servicio de su amo y estuviere fuera de ellos (hasta por más de) ocho días, le sean dados doscientos azotes por las calles públicas, y si estuvieren en mes la pena doblada y se le pague al que lo cogiere veinte pesos, y si estuviere más tiempo sea desjarretado y se paguen los dichos veinte pesos de (ello a la persona) que lo prendiere, y si estuviere huido fuera del distrito se le pague al que lo cogiere cuarenta pesos, y su por prenderle se resistiere y le hirieren que no incurra en pena alguna y siendo la persona que fuere a prender los tales negros por mandato de la Justicia.
Pero fíjense que Río Gallegos, Santa Cruz, que era gran productora de gas, fue conectada mucho después que Capital Federal y los grandes centros urbanos, siendo desde Santa Cruz de donde venía el gas y de toda la Patagonia. ¡Lo que es una perilla y prender el gas!
Se alza el telón y se descubre un enjambre de jugadores en el fondo, que se están arruinando sobre el tapete: llega el señor Dermont, observa y encuentra por casualidad al joven Rodolfo; se marchan en el ínterin los jugadores para dejarlos hablar, y quién sabe si para vestirse algunos de ellos de gendarmes, en cuyo traje han de volver a aparecer dentro de poco; vienen, efectivamente, quieren prender al forastero...
Como el señor ordenó prender al insolente, he aquí lo que le dijo: - Hay un medio de limpiaros de toda sospecha: desenvainad vuestra espada, colocad la punta sobre vuestro escudo de armas y jurad que no lo habéis manchado con esta emboscada.
Que ya de Don Juan sabrá cuán otra la causa ha sido, y de haberme así ofendido el yerro conocerá. Y porque entienda que yo no sé a dos favorecer, le suplico haga prender al que mi agravio causó Id con Dios.
Dijo más: que, saliendo por la puente de Alcántara, dándole los muchachos priesa con la demanda de la cola, se había apeado del asno, y, dando tras todos, alcanzó a uno, a quien dejaba medio muerto a palos; y que, queriéndole prender, se había resistido, y que por eso iba tan malparado.
No allí con varoniles ejercicios se endurece el mancebo a la fatiga; mas la salud estraga en el abrazo de pérfida hermosura, que pone en almoneda los favores; mas pasatiempo estima prender aleve en casto seno el fuego de ilícitos amores; o embebecido le hallará la aurora en mesa infame de ruinoso juego.