privadamente


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para privadamente

Ejemplos ?
Tal sería el caso, por ejemplo, de que siendo levantado el fuero a pedido de un acusador público, la decisión no contara con los dos tercios de votos que la Constitución en tal circunstancia prescribe; o el caso en que la resolución fuera tomada privadamente por un grupo de miembros de la Cámara sin haberse ésta reunido, etc.
La fórmula del juramento fue la siguiente: "¿Juráis a Dios nuestro Señor y estos Santos Evangelios, reconocer la Junta Provisional Gubernativa del Río de la Plata, a nombre del señor Don Fernando VII, y para guarda de sus augustos derechos; obedecer sus órdenes y decretos; y no atentar directa ni indirectamente contra su autoridad, propendiendo pública y privadamente a su seguridad y respeto?" Todos juraron; y todos morirán, antes que quebranten la sagrada obligación que se han impuesto.
Fírmase El Bachiller, y dirige al señor Fígaro exclusivamente su carta, reducida a un sinfín de preguntas acerca de las circunstancias; a las cuales contestaríamos privadamente a no dar la funesta casualidad de que olvida nuestro Bachiller lo principal, como se usa en el país, y no nos dice el pueblo de su residencia, ni la fecha a que escribe, ni el modo de ponerle el sobre, contando sin duda demasiado con la sagacidad de las redacciones de periódicos.
Así que yo lo que le pido a usted, el ruego de muchos arquitectos que trabajamos, por ejemplo, privadamente y que aunque alabamos el plan suyo no trabajaremos seguramente en el plan de viviendas públicas, y en bien de la economía del país, que usted al mismo tiempo que armonice su gran plan lo armonice con la construcción privada, que siempre tiene que tener una marcha ascendente para que el país pueda seguir la economía (APLAUSOS).
Queremos igualmente también que gocen de tales beneficios todos aquellos que, legítimamente impedidos, no puedan asistir a dichos cultos públicos, y ello aun en los lugares donde no pudieren celebrarse cómodamente —a juicio del Ordinario— en el templo, con tal que privadamente hagan la novena y cumplan las demás obras y condiciones prescritas.
Si alguno fija la consideración en la acerbidad de nuestros tiempos, y abraza con el pensamiento la condición de las cosas que pública y privadamente se ejecutan, descubrirá sin duda la causa fecunda de los males, tanto de aquellos que hoy nos oprimen, como de los que tememos, consiste en que los perversos principios sobre las cosas divinas y humanas, emanados hace tiempo de las escuelas de los filósofos, se han introducido en todos los órdenes de la sociedad recibidos por el común sufragio de muchos.
Porque quien está construyendo ya se supone que tiene un presupuesto y un capital (APLAUSOS). .- No. No es privadamente. Es el mismo caso que planteó el arquitecto Gutiérrez.
A los pocos días os hizo juez de Quaulipoporatzín, de un hijo suyo y de otros quince varones principales, y consintió que públicamente los quemarais y a él privadamente le echarais grillos.
Debido a ello poníamos bonne mine à mauvais jeu A mal tiempo buena cara. (N. de la Edit.), aunque privatim Privadamente. (N. de la Edit.) escribíamos a la redacción que debía luchar contra Bismarck en la misma medida que contra los progresistas Los progresistas eran representantes del partido burgués prusiano surgido en junio de 1861.
Trae después otras sentencias, y del mismo Apóstol aquel lugar ad Titum: Anus similiter in habitu sancto, bene docentes, con interpretaciones de los Santos Padres; y al fin resuelve, con su prudencia, que el leer públicamente en las cátedras y predicar en los púlpitos, no es lícito a las mujeres; pero que el estudiar, escribir y enseñar privadamente, no sólo les es lícito, pero muy provechoso y útil; claro está que esto no se debe entender con todas, sino con aquellas a quienes hubiere Dios dotado de especial virtud y prudencia y que fueren muy provectas y eruditas y tuvieren el talento y requisitos necesarios para tan sagrado empleo.
Si lo entienden de lo primero (que es, en mi sentir, su verdadero sentido, pues vemos que, con efecto, no se permite en la Iglesia que las mujeres lean públicamente ni prediquen), ¿por qué reprenden a las que privadamente estudian?
Con todo, no menosprecio algunas comunicaciones sobre el asunto que tuvimos facilidad de remitirle privadamente y que juzgó oportuno publicar en el Bulletino Meteorológico del Observatorio del Colegio Romano en el año de 1861.