Ejemplos ?
¿O creéis que son pocos los pesares que Jove Cronión me envía, con hacerme perder un hijo valiente? También los probaréis vosotros.
Ahora que habéis cesado de ser hombres, probaréis nuestras fuerzas: amasaremos, morderemos, vuestra carne”, les dijeron sus piedras de moler, Y he aquí que hablando a su vez, sus perros les dijeron: “¿Por qué no nos dabais nuestro alimento?