Ejemplos ?
DE CÓMO EL DIABLO EN FIGURA HUMANA LUCHÓ CON ÉL Sucedió que cierto día el enemigo del género humano salió al camino a este atleta del Rey eterno, dirigiéndole estas palabras. «Si quieres saber quién de los dos puede más probemos las fuerzas, entremos en lucha».
Cuando bastante sus ilesos miembros le hubo exhibido a él, admirado: “Ahora, vamos”, dice Ceneo, “con el hierro nuestro tu cuerpo 490 probemos”, y hasta la empuñadura le hundió en sus costados la espada mortífera y ciega llevó su mano hasta sus vísceras y la removió y herida en la herida hizo.
¿No andabas tú, ignorante, sembrando despreciables versos por las callejuelas con tu rechinante caña? DAMETAS ¿Quieres que probemos a ver alternativamente de lo que es capaz cada uno de nosotros?
Entonces mi padre me exhortó a que, cruzando el mar, fuese a consultar segunda vez el oráculo de Febo en su templo de Ortigia, y a implorar su clemencia, preguntándole qué término tiene señalado a nuestras cansadas peregrinaciones, de dónde nos manda que probemos a sacar remedio a nuestros trabajos, adónde en fin, hemos de enderezar el rumbo.
Protarco Muy bien. Sócrates Así pues, abordemos esta cuestión, y probemos en ella nuestras fuerzas como atletas. Protarco Abordémosla.
Sir Clyron Si nosotros desprender ese peñón que parece estarse cayendo, matar alguno de los que hay abajo y acaso huir los otros. Mochila De perdidos no pasamos. Probemos.
Se mostraron los diferentes temperamentos de cada hombre; algunos exclamaban: "Rompamos las barricadas, escalemos las laderas, forcemos el paso por el bosque, probemos por donde quiera que podamos llevar las armas.
Issio la abbadessa fuera del consistorio, Commo mandó el bispo, fo poral diversorio, Fiçieron su cabillo la ira o el odio, Amasaron su massa de farina de ordio. Dissolis el obispo: amigos non podemos Condepnar esta duenna menos que la probemos.
Tanto mejor será, pues tú la quieres, que atajes su camino y hagas vano, y que a hacerlo esperar no más esperes, antes que más se aleje de este llano. Entonces, cuando a ella aquí tuvieres, probemos de quién es espada en mano.
Hagamos, pues, nosotros lo que los extranjeros piensan hacer, y apresurémonos, porque acaso el día de las venganzas, o el del triunfo completo de la buena causa, no esté lejos, y el día de enmendar una imprevisión, si la cometiésemos, no volvería a presentarse jamás. Probemos a la Europa que sabemos lo que poseemos...
Veamos si es verdad lo que dice, probemos a ver el suceso que tienen sus cosas y sabremos en qué para su fin, porque si es verdadero Hijo de Dios, le ayudará y libertará de los contrarios.
¡Estamos perdidos! DON JULIÁN (Azorado.) Sin embargo, probemos a huir. CARCELERO (Sombrío.) No nos queda más salida que la del cementerio.