prosperidad


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con prosperidad: prospero
  • sustantivo

Sinónimos para prosperidad

Ejemplos ?
Ningún hermano debe mostrarse celoso de la prosperidad de otro, ni atormentarlo o procurar separarlo de su trabajo cuando es capaz de ejecutarlo, porque ninguno puede terminar un trabajo empezado por otro en condiciones tan ventajosas como el que lo empezó, al no poseer un conocimiento profundo de los planos y dibujos de la construcción.
Junta os da una prueba nada equívoca del interés que toma en vuestra prosperidad; eso lo tenéis a la vista desmintiendo las fabulosas expresiones con que os habla el fatuo Elío en su proclama de 20 de marzo.
Podía aun decirse que en las presentes circunstancias ha hecho cuanto debía y estaba de su parte; pues aun siendo incalculables los daños que le ha ocasionado la pasada guerra civil, todo lo olvida, todo lo pospone por el amor del bien y prosperidad general.
Estos derechos son la base de la libertad y de la prosperidad pública; ellos señalan a los magistrados la regla de sus acciones; a los legisladores el objeto de su misión, y a los ciudadanos sus libertades y prerrogativas para que no se dejen oprimir ni ultrajar por los tiranos.
Y como no ha de tributarse la mas profunda y rendida sumisión al Consejo de Regencia; deseado por todos los buenos españoles, como menos expuesto a la lenta complicidad de las resoluciones establecido con el mas generoso desprendimiento, por los dignos vocales interpretes en la Central de la voluntad de todas las Provincias : y en que se ve hoy la América representada, por uno de sus ilustres hijos, con igual proporción, y los mas vivos deseos de cimentar su esplendor y prosperidad?
Desde aquel día mis asuntos entraron en orden de prosperidad; antiguos e infieles administradores perdieron su puesto o se convirtieron en santos, y al año siguiente se habían duplicado mis rentas, casi cuadruplicadas en la actualidad por el desarrollo que Jorge ha dado a la ganadería...
Sin éstas, tan inútiles como en los actuales tiempos el salitre, habrían sido para la prosperidad de la República los grandes descubrimientos mineros, la creación de los mercados de California y Australia y las facilidades de la navegación que nos acercaron a todos los centros productores y de consumo.
A los españoles lo que les interesaba era que los indígenas les produjeran riquezas, no importando los medios, fueron estos la práctica de sus antiguas creencias, en un acuerdo no escrito, para que a cambio los indios trabajaran para la prosperidad del español.
En el primer caso, un clima de relativa prosperidad favoreció la tendencia a los cambios pacíficos (Chile); en el segundo, las profundas desigualdades en el desarrollo regional y su correlato político: el antagonismo entre federalistas y unitarios, provocaron prolongadas luchas civiles (el Río de la Plata); en el tercero, el peso específico de las aristocracia terrateniente aplazó (Bolivia, Ecuador) o hizo estallar el enfrentamiento liberal-conservador bajo la forma de una devastadora guerra campesina (Venezuela), o un movimiento de inspiración liberal que dividió al país en dos campos antagónicos: el de la reacción clerical-conservadora y el de los partidarios de La Reforma (México).
Alberdi y Sarmiento, por ejemplo, conferían al estado nacional la misión de promover directamente el crecimiento económico y la civilización moderna, mientras Samper y Juárez suponían que el mero funcionamiento de la legalidad democrática, la descentralización administrativa –el federalismo a ultranza de Samper aparecía como la solución universal- y la efectiva división de poderes, garantizarían por sí solos la prosperidad económica y la supresión de los privilegios.
Que siendo la elección de elector en los cuarteles tan interesante a la causa pública y prosperidad del pueblo cuanto es la de los diputados para la próxima Asamblea, pues del acierto de aquélla depende forzosamente la mejora de éstos, el Ayuntamiento debe tener una constancia indudable de la legalidad de aquel acto, y por la forma prescripta en esta declaración no se les presenta arbitrio para alcanzar aquélla debiendo, para evitar este mal, designarse persona o personas que autoricen un acto de tanta identidad así como en la anterior asamblea en capitular autorizaba la elección.
Observamos que el proceso de globalización es una fuerza potente y dinámica que debería ser aprovechada para el beneficio, desarrollo y prosperidad de todos los países, sin exclusión.