pugnar

(redireccionado de pugnas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para pugnar

pelear

Sinónimos

Antónimos

  • pacificarse

esforzarse

Ejemplos ?
Mientras tanto, el Partido Revolucionario Institucional, brazo político del crimen organizado y el narcotráfico, continuaba su fase de descomposición más aguda al recurrir al asesinato como método de solución de sus pugnas internas.
Por eso mismo es que somos apolíticos, en cuanto estamos por encima de las pugnas que sólo afectan a lo contingente, pero por igual razón, cuando se trata de defender la subsistencia misma de Chile y de su seguridad como nación, nuestro papel es irrenunciable hasta la ofrenda de la propia vida, si ello fuere necesario.
Por último, es necesario que las dotaciones ejidales se hagan por zonas, y no una aquí y otra allá, perpetuando el desorden que se ha reflejado en una mala distribución de la tierra y en pugnas entre los ejidatarios de los distintos poblados colindantes o cercanos, originando, además, la desorganización de la producción por falta de estudio técnico de las diferentes regiones económico - agrícolas del país.
Se constataron acciones de descontento por falta de acceso a servicios básicos y pugnas entre alcaldes y diputados por la ejecución de proyectos de desarrollo y el destino de los fondos municipales.
y superaremos éste. Sé que a los estadounidenses a veces los desalienta el tono en Washington y las pugnas partidistas aparentemente interminables.
¿Cómo podremos olvidar, Señores Delegados, que quien desacató la autoridad de las Naciones Unidas en el Congo, y no precisamente por razones patrióticas, sino en virtud de pugnas entre imperialistas, fue Moise Tshombe, que inició la secesión de Katanga con el apoyo belga?
Las armas que había repartido entre el pueblo una fracción burguesa contra la otra, en sus pugnas alternativas por la dominación soberana, ¿no había que arrebatárselas de nuevo, ahora que se enfrentaba a la dictadura conjunta de ambas?
Hay que volver a concebir a España como realidad existente por sí misma. Superior a las diferencias entre los pueblos. Y a las pugnas entre los partidos. Y a la lucha de clases.
Por ello merecen bien de la Revolución. Los ejidatarios deben precaverse de pugnas internas, que dificultan la solución de sus problemas.
La ausencia de planes de ordenamiento territorial y de desarrollo micro regional, la inseguridad jurídica en la tenencia de la tierra, la pobreza del suelo en las fincas que estaban disponibles para los primeros asentamientos, las pugnas generadas, entre otras razones, por el desconocimiento de reclamos históricos, la especulación en los precios de la tierra, las diferentes modalidades de crédito y el elevado monto de las deudas adquiridas, son factores que contribuyen a su fragilidad.
No hay motivo para la inquietud o para estériles pugnas y debates cuyo verdadero propósito es desviar la atención respecto del esfuerzo que realizamos para liquidar el latifundismo, fortalecer la economía ejidal y resolver a fondo los problemas del campo.
Cuando me dirijo a mis compatriotas, lo hago suponiendo en todos un gran fondo de nobleza y un gran fondo de generosidad, porque tal es realmente el corazón y el carácter de los cubanos, y no se ha caracterizado, precisamente, el pueblo cubano por las pugnas de clases ni por los odios de clases.