Ejemplos ?
Montero, como le oyó, de la mampara al dintel atento se presentó, y tras algo que le habló cerróse dentro con él. De la fatiga al quebranto rendíase al sueño en tanto en la antecámara Estrella de su ama; mas ¡ay!
Oíd mi canto los que creéis en la virtud y el Cielo; venid, almas transidas de quebranto, venid a oírme y hallaréis consuelo; veréis lucir tras la tormenta oscura un rayo de esperanza y de ventura.
Estas circunstancias han sido referidas o han ocurrido no en los bancos más grandes y más importantes del país, afortunadamente, eso supone y nos permite el tener la suficiente capacidad para respaldar las acciones de los bancos y evitar cualquier quebranto que pudiesen agravar los problemas financieros del país.
Madre, repisos somos del yerro que fiçiemos, Erramos dura-miente, grant locura trasquiemos, Prisiemos grant quebranto, maior lo mereçiemos, Pechado lo avemos el escot que comiemos.
En estos casos, el secretario de la casilla hará constar las causas del quebranto del orden y las medidas acordadas por el presidente de la mesa directiva de casilla, en un acta especial que deberá firmarse por los funcionarios de la casilla y los representantes de los partidos acreditados ante la misma.
Cabe reiterar, dirigiéndonos también a las autoridades locales, que una ley que se viola puede producir una ventaja inmediata, pero el quebranto general que sufre la confianza pública la excede.
Todo esto mientras el pueblo se siente profundamente humillado por los pactos de Munich, que representan una claudicación más de las democracias ante el avasallador dictado de las tiranías fachistas; pactos que significan el quebranto flagrante de un solemne tratado con Checoeslovaquia, repetidas veces reiterado, poco antes de ser preterido; pactos que entrañan, por último, no el afianzamiento de la paz -su único fin-, sino el fermento de la próxima conflagración, harto más fatídica que la última y que las grandes potencias occidentales tendrán que aceptar y emprender, en condiciones más desventajosas.
El gobierno federal pagó el quebranto de estos malos manejos y vendió las acciones al sector privado, puesto que estas tres instituciones hoy forman parte y formaban parte al día primero de septiembre de 1982 de lo que hoy conocemos como BANPAIS, lo que prueba igualmente que el gobierno federal intervenía para suplir las deficiencias de la iniciativa privada con un criterio social y no pretendiendo excluir a la propia iniciativa privada del sector bancario.
A este propósito, es debido hacer hincapié en que se confía en la existencia de un gran sentido de responsabilidad en los trabajadores ferrocarrileros, y que por ello, se espera fundadamente que no omitirán esfuerzo ni sacrificio, para evitar el fracaso de la administración que se les entregó, pues esto significaría, a más del desprestigio de la clase obrera, que así demostraría su incapacidad para dirigir industrias, un serio quebranto en nuestra economía nacional.
Banco de las Artes Gráficas, S.A., igualmente propiedad de un prominente banquero mexicano y cuyo director general y titular de las acciones terminó en la cárcel por delitos cometidos en el manejo de la banca. El gobierno federal puso el banco en liquidación, pagó el quebranto y soportó la pérdida.
Lo menos que, en agradecimiento de esa virtud puedo yo hacer, puesto que así más ligo quebranto deberes, es encarar la muerte, si nos espera en la tierra o en la mar, en compañía del que, por la obra de mis manos, y el respeto de la propia suya, y la pasión del alma común de nuestras tierras, sale de su casa enamorada y feliz a pisar, con una mano de valientes, la patria cuajada de enemigos.
Apreciaba muchas casas, que sentadas contemplaban; desde una galería de cerros, a un inmenso mar de esperanzas QUEBRANTO Valparaíso, ¡cuanta aflicción, que solo te estás quedando¡; y tu otrora gran glamour, apenas si dan abasto.