rancho

(redireccionado de ranchos)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con ranchos: rancheros
  • sustantivo

Sinónimos para rancho

cabaña

Ejemplos ?
Si llevamos ocho años y no hemos podido levantar muchas de las ciudades de Venezuela de la situación de caos en que han vivido durante cien años y más, durante toda su historia, que las aguas sucias le caen al río, que no hay aguas blancas suficientes, que el crecimiento de la población, los crecimientos poblacionales son bárbaros, muchas veces explosivos y surgen ranchos; tú entregas por aquí doscientas viviendas, pero más allá salieron doscientos ranchos más, claro, si es que todos los años más o menos el promedio es que tendremos cuatrocientos mil, trescientos cincuenta mil carajitos y carajitas más, que están naciendo anualmente y familias, matrimonios, gente que pasa la mayoría de edad y hace familia.
Primero tengo de saber si sois el que decís; luego, hallando esta verdad, habéis de dejar la casa de vuestros padres y la habéis de trocar con nuestros ranchos; y, tomando el traje de gitano, habéis de cursar dos años en nuestras escuelas, en el cual tiempo me satisfaré yo de vuestra condición, y vos de la mía; al cabo del cual, si vos os contentáredes de mí, y yo de vos, me entregaré por vuestra esposa; pero hasta entonces tengo de ser vuestra hermana en el trato, y vuestra humilde en serviros.
La historia transcurre en el Ecuador de la primera mitad del siglo XX, siendo sus personajes principales los indios de los huasipungos, que son los ranchos, propiedad de los patrones, en los que habitan estas personas.
Así se llama el territorio en que la Argentina tiene bajo su protección y su vigilancia a los indios sometidos. Viven ellos en esparcidos caseríos, en ranchos primitivos.
Al anochecer del 13 de enero de 1881 en Chorrillo A las seis, casi ya oscuro, una compañía del batallón “ Buín ”, cansada de saquear almacenes, se desparramó por el malecón y por las calles adyacentes a la plaza de la (Iglesia) Matriz. Los ranchos cerrados todos, semejaban grandes mausoleos de un inmenso cementerio.
Andando los años y con sus ahorrillos y gajes llegaban ranchos esclavos a pagar su carta de libertad; y entonces se consagraban al ejercicio de alguna industria, no siendo pocos los que lograron adquirir una decente fortuna.
penas está amaneciendo, y de cada uno de los ranchos que, como manchitas obscuras aún, salpican la extensa Pampa, sube en rosca azulada el humo del fuego madrugador.
Uno de esos ranchos adornado con estatuas de mármol, llamó la atención de un sargento y cuatro soldados, quienes escalaron la verja, pintada de verde y oro, y penetraron en el patio adornado con plantas raras, avanzando hasta la puerta de cristales de colores del salón, que echaron abajo a culatazos, penetrando como un alud en la elegante casa que parecía abandonada.
El viaje, bastante penoso en los primeros tiempos, se había hecho fácil con el tranvía a Belgrano, por la calle de Santa Fe. Por todos lados, en el horizonte, empezaban a aparecer ranchos, casitas.
¿Pueblo?, denominación algo pretenciosa para una aglomeración de media docena de casas o ranchos, colocados sin orden, alrededor de una cuadra pelada, titulada Plaza.
En esa reserva -como bien se sabía que, antes de muchos años, no se formaría pueblo- se habían amontonado los pobladores, como vizcachas en la loma, y nuevos ranchos, cada día, surgían del suelo.
Esta quinta ha desaparecido, donde hace más de un cuarto de siglo, y en el terreno que ella ocupara se han levantado preciosas casas modernas, o sea ranchos para familias veraniegas.