regalar

(redireccionado de regalaba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para regalar

dar

Sinónimos

Antónimos

derretir

Sinónimos para regalar

Ejemplos ?
Yo no comprendía que un señor tan excelente, que agasajaba y regalaba a los huéspedes con aquella elegancia y cortesanía, hubiese dado muerte o tuviese en duro cautiverio a mi querido maestro.
Pero poco a poco fui adquiriendo sobrada confianza y me comía los mejores bocados y me regalaba con lo más apetitoso, y algo debieron sospechar los dos hermanos cuando empezaron a manifestar viva inquietud.
Otro sueño de dichas y embelesos de su madre feliz se apoderaba, y era sueño de abrazos y de besos, que el fruto de su amor le regalaba.
Crane, que no tenía mucha confianza en aquel extraño compañero que le regalaba la medianoche y que se acordaba de la aventura de Brom Bones con el jinete sin cabeza, espoleó a su cabalgadura, esperando dejarle atrás.
Los campos rebosaban De fragante verdura; Sin trabajo brotaban De la piadosa tierra, Entonces pura, Las amarillas mieses; Vagaban por el prado El cabrito pintado, El ciervo alígero y las gordas reses; La diligente abeja Su panal fabricaba mansamente, Y al hombre regalaba miel sabrosa: Retirada en su nido la corneja, No auguraba doliente Calamidad odiosa; Gozaba entonces este rico suelo De una edad tan dichosa, Que en sus delicias se igualaba al cielo; Y ahora, sin consuelo, Triste gime en poder de gente extraña, Y lentamenta muere ¡En las impías manos de la España!
Desde aquella hora quise mal al mal ciego, y aunque me quería y regalaba y me curaba, bien vi que se había holgado del cruel castigo.
Con ella di gran impulso a los Carnavales, que es la fiesta de Satanás. ¡Aquí antes nadie se vestía de máscara, pero como yo regalaba a todo el mundo mis caretas de cartón!
Sustentó esta devota promesa, viéndose con la deseada salud, año y medio, que fue el tiempo en que don Manuel buscó mi perdición, viéndose despedido de Alejandra; bien que, como después supe, la visitaba en toda cortesía, y la regalaba por la obligación pasada.
Cuando algún español, principalmente andaluz o castellano, solicitaba un socorro de Salcedo, éste le regalaba lo que pudiese sacar de la mina en determinado número de horas.
En seguida, y en medio de seis alabarderos, iba el mayordomo de la ciudad conduciendo del diestro el caballo que el cabildo regalaba al nuevo rey.
El pequeño Giuseppe, que al llegar había cambiado su nombre por el de José, pronto fue conocido por Pepito, en el conventillo donde con sus padres vivía y en la escuela donde estudiaba y Pepito por su buen genio, su viveza y su amabilidad, se había hecho querer tanto de todos que, lo mismo en el conventillo que en la escuela, gozaba de verdadera popularidad En la escuela, trabajaba con ahínco, deseoso de aprovechar todo lo que le podían enseñar, y sus progresos eran grandes; sus maestros lo querían y lo apreciaban, pues era estudioso, tranquilo, serio y ordenado. El padre, de vez en cuando, para recompensarlo de sus buenas notas, le regalaba un cobre.
quizá por lo nutritiva. Durante dos o tres años, no pensó en aprovechar en otra forma los centavos que le regalaba su padre. Pero, a medida que crecía y se hacía hombrecito, empezaba a pensar que ya que todos, alrededor suyo, ganaban plata, bien podría él también ganar algo.