Ejemplos ?
Sano está el rico, que si tiene riquezas, las tiene como cosas que le tocan por defuera. ¿Pues por qué has de rehusar tener por compañera a aquella cuyas costumbres imita el rico que se halla sano?
Tiene la humildad cierta cualidad que con modo admirable levanta el corazón, y tiene, cierto atributo la soberbia que deprime y abate el corazón, y aunque parece casi contradictorio que la soberbia esté debajo y la humildad encima, sin embargo, la santa humildad, como se sujeta al superior, y no hay otra cosa más superior que Dios, ensalza y eleva al que hace súbdito de Dios; pero la altivez que hay en el vicio, por el mismo hecho de rehusar la sujeción y subordinación...
Fernando volvió a rehusar, y, sin saber por qué, le dijo: -Eres más saludable que el limón y más sabroso que la miel; pero no asesines a Lucía.
Llamado con instancia para restablecer la concordia y evitar la guerra civil, yo no pude rehusar mis servicios a la patria, de quien recibía aquella nueva honra, y pruebas nada equívocas de confianza.
Con mil abrazos ardientes, Ciñó el tronco el Sol, y luego, Con las memorias presentes, Los rayos de luz y fuego Desató en amargas fuentes. Con un honesto temblor, Por rehusar sus abrazos, Se quejó de su rigor, Y aun quiso inclinar los brazos, Por estorbarlos mejor.
Bruto, que reconocía que el hombre cuerdo, como no ha de rehusar los riesgos, no les debe salir a recibir ni entrarse en ellos, respondió que no iría al Senado; mas replicando Casio: -Y si nos preguntan o nos llaman, ¿qué debemos hacer?
Prestar o rehusar su consentimiento en todos los actos en que el Poder Ejecutivo lo necesite, según lo prevenido en esta Constitución.
- Constituyen prácticas abusivas de mercado, y están absolutamente prohibidas al proveedor, entre otras, las siguientes: Condicionar la venta de un bien a la compra de otro o a la contratación de un servicio, salvo que por disposición legal el consumidor deba cumplir con algún requisito; Rehusar atender a los consumidores cuando su stock lo permita; Enviar al consumidor cualquier servicio o producto sin que éste lo haya solicitado.
IMPUESTO SOBRE LOS SALARIOS La ponencia, sin discusión y con absoluta unanimidad, declara que es inmoral y arbitrario, todo impuesto o gravamen establecido sobre los salarios y que, como consecuencia, es un deber ineludible de la clase obrera rehusar el pago del impuesto sobre salario, células, inquilinato e impuestos municipales, cuotas, etc.
Si de rehusar la asignación no resultare utilidad al heredero o legatario, no estará obligado a justificar su resolución, cualquiera que sea.
Si acepta, puede ofender; si rehusa, puede errar; mas ya para rehusar lo ofrecido, es menester lo tomado devolver; mas ¿cómo y a quién?
Porque, ¿no es impío el aceptar algunas de las cosas creadas por Dios para el uso del hombre como bien creadas, pero rehusar otras como inútiles y superfluas?