remate


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para remate

adjudicación

Sinónimos

Ejemplos ?
Por el Oydor Juez Presidente, intendente de tierras en virtud del remate en el celebrado, tiene enterado su valor y media anota de la Real Caja de esta Guatemala.
-Pos ni ella, ni tú, tenéis razón; porque yo no tengo la culpa de que esa criatura esté tonta de remate, ¡y «como no lo saque al campo y le dé la muerte amarga», yo no sé lo que voy a jacer pa que me deje tranquila!
-El mesmo -dijo el viejo, con voz grave y reposada-; el mesmo, que sus ha estao oyendo dende el prencipio al remate, y que te va a pedir un favor a ti, Toño, a ti, que eres güeno.
-Pos sí, señora, que se puée saber: yo he vinío pa una cosa que va a ser mu de tu gusto: he vinío pa convidarte a los toros. -¡A los toros! Vamos, mujer, tú estás loca de remate. ¿Pa qué voy yo a dir a los toros?
En este Juzgado se presentaron por parte del dicho Juan García de la Candelaria pretendiendo se declare en verdadero valor, se procediese a remate y se librase títulos con hasta vista por decretos los declare ser verdaderos .
Y así a la par el duque de Glocestra a Matalista de la silla abate, herida a Folicón la ijada diestra, Fieramonte derriba en el combate. A entrambos fuera del lugar se adiestra y encuentra así en prisión su lid remate.
Valor de cada 15 mando, se sacase el pregón y se celebrase el remate con el mayor postor y entrada a la importancia de la Real Caja de la misma Guatemala se librase titulo de esta, mediante se pregonaron por res días y por no haber habido ningún postor, se procedió y se libro el remate de dicha tierra.
Concurra de esta se mando a librar el titulo de confirmación, en cuya conformidad para este el efecto con acuerdo de los dichos y mi presidente y oydores libran el presente para el cual hace bien, a vos dicho Juan García de la candelaria, que en atención del remate hecho de las dichas cuatro caballerías de tierra y tres cuartos de otra, que entran en importancia, confirmo el titulo citado que de ellos se libro dicho mi oydor Juez ordinario .
E1 25 de febrero de 1881 el ministro chileno de guerra y marina en campaña, don José Francisco Vergara, expidió un decreto en Lima, sacando a remate los cascos de las naves peruanas, hundidas o incendiadas.
El de Antioquía, un tonto de remate que Martán el cobarde se apellida, pues va junto a Grifón, da en el dislate de pensar que traen la fuerza compartida; y así entra también en el combate; mas.
¿Por qué, pues, habían los dioses de mirar con gusto a su ahijado que con ilustre y memorable fin se escapaba? La muerte eterniza aquellos cuyo remate alaban aun los que la temen.
Pensó que si terminaba en punta, la energía sería atraída por ese remate y se transmitiría extendiéndose hacia abajo y dando fuerza a la mente y al cuerpo de los que allí estuvieran.