remate

(redireccionado de remates)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para remate

adjudicación

Sinónimos

Ejemplos ?
Les recuerdo que la morosidad en el Banco Nación del sector del campo era del 43%, prácticamente la mitad del sector primario de la República Argentina estaba endeudada en el Banco Nación y me acuerdo la lucha de muchas mujeres para parar los remates que había sobre los campos, de eso vamos a hablar un poquito más adelante.
c) Todas las diligencias de apeo o deslinde, transacciones, enajenaciones o remates practicados durante el período de tiempo a que se refiere la fracción anterior, por compañías, jueces u otras autoridades de los Estados o de la Federación, con los cuales se hayan invadido u ocupado ilegalmente tierras, aguas y montes de los ejidos, terrenos de común repartimiento, o de cualquiera otra clase, pertenecientes a núcleos de población.
37 Y Jehová habló á Moisés, diciendo: 38 Habla á los hijos de Israel, y diles que se hagan pezuelos (franjas) en los remates de sus vestidos, por sus generaciones; y pongan en cada pezuelo de los remates un cordón de cárdeno: 39 Y serviros ha de pezuelo, para que cuando lo viereis, os acordéis de todos los mandamientos de Jehová, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales fornicáis: 40 Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos á vuestro Dios.
Esos libros de texto así producidos son los que mueren; son flor de seis años que terminan en las mesas de los remates libreros de a peso; no obstante, aquellos que han cumplido la tercera vía, aunque parezca que no están al día de los conocimientos, revelan en su ideología, que se hicieron para servir realmente al ser humano y no a la corriente política en turno.
1920 Remates: estanquillos del Pasaje $ 2.122, plaza de mercado 3.000, venta de ganado y sisas 3.500; ramos de Buenavista 700 y de Chilla 251.
— Las adjudicaciones y remates deberán hacerse dentro del término de tres meses, contados desde la publicación de esta ley en cada cabecera de Partido.
7 Y el término del norte será este: desde la gran mar os señalaréis el monte de Hor; 8 Del monte de Hor señalaréis á la entrada de Hamath, y serán las salidas de aquel término á Sedad; 9 Y saldrá este término á Ziphón, y serán sus remates en Hasar-enán: este os será el término del norte.
c) Todas las diligencias de apeo o deslinde, transacciones, enajenaciones o remates practicados durante el periodo de tiempo a que se refiere la fracción anterior, por compañías, jueces u otras autoridades de los Estados o de la Federación, con los cuales se hayan invadido u ocupado ilegalmente tierras, aguas y montes de los ejidos, terrenos de común repartimiento, o de cualquiera otra clase, pertenecientes a núcleos de población.
37- Y el Señor habló a Moisés, diciendo: 38- Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan franjas en los remates de sus vestidos, en todas sus generaciones; y pongan en cada franja de los remates un cordón de cárdeno: 39- Y serviros de esta franja, para que cuando la viereis, recordéis todos los mandamientos del Señor, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales fornicáis: 40- Para que les recordéis, y cumplais todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro D-os.
En la muy noble y leal ciudad de Santiago de Chile, a treinta de octubre de mil ochocientos once, los señores de este Muy Ilustre Cabildo, estando juntos y congregados en su sala de ayuntamiento, vieron la representación hecha por el señor Maestre de Campo don Antonio de Hermida, subastador del ramo de nievería, en que hace presente las equivocaciones y abusos que ha habido hasta aquí acerca de las raciones de nieve que gratuitamente se han repartido todos los días, y pide se designen expresamente las que deben ser; y habiendo igualmente visto (para tomar el conocimiento preciso en este asunto) todos los remates hechos de este ramo desde que se entabló la concesión de aquellas raciones hasta lo presente...
Sombrero con pluma y cintillo azul, golilla de encaje de Flandes, jubón carmesí, calzas de igual color con remates de azabache, y cinturón de terciopelo, del que pendía una hoja con gavilán dorado.
Levantose «él», y yo sentí una impresión casi de terror ante tanta osadía, pues aquel saco de cuero de Rusia, con remates de níquel, se lo había visto deslizar a «ella», antes de abrir la cestita de los víveres, bajo el asiento, disimuladamente...