remediar

(redireccionado de remediaba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para remediar

evitar

Sinónimos

Ejemplos ?
Ella congelaba las nubes cuando quería, cubriendo con ellas la faz del sol, y cuando se le antojaba volvía sereno el más turbado cielo; traía los hombres en un instante de lejas tierras, remediaba maravillosamente las doncellas que habían tenido algún descuido en guardar su entereza, cubría a las viudas de modo que con honestidad fuesen deshonestas, descasaba las casadas y casaba las que ella quería.
El pobrecillo parece que necesita remedio, pero no el que él busca, sino otro, un remedio heroico y radical.» Pero cuando supo que don Juan se remediaba empezó a pensar si era, en efecto, calor de hogar lo que buscaba, aunque bien pronto dio en otra sospecha que le sublevó aún más el corazón.
Además, las viejas de cuatro cuadras a la redonda declaraban que maese Ibirijuitanga era hombre que les daba tirria, porque sabía hacer mal de ojo, y las doncellas feas y sin noviazgo, que si Dios no lo remediaba serían enterradas con palma, afirmaban con juramento que Transverberación era una mozuela descocada, que andaba a picos pardos con los mancebos de la vecindad, y que se emperejilaba los sábados para asistir con su tío, montada en una caña de escoba, al aquelarre de las brujas.
Pérez afirmó que Aguilera no sabía nada de español durante la grabación; se remediaba el problema fonéticamente escribiendo letras e incluyendo un sistema que le permitiera a Aguilera pronunciar la «r» en las canciones.
Algunas personas afirman por lo mismo que es necesario "tratarles con cariño"; siendo un defecto crónico que se remediaba encendiéndole con Éter antes que gasolina en su carburador, pero dicho problema era resuelto posteriormente con el cambio de su cableado y de su encendido por el de un coche de versiones posteriores.
La total separación Iglesia-Estado se expresó en una completa libertad religiosa, en la supresión del presupuesto de culto y clero (concesión a la Iglesia católica desde el Concordato de 1851, que remediaba mediante el pago de salarios a obispos y sacerdotes la privación de recursos a causa de la desamortización), en la prohibición de la enseñanza reglada a las órdenes religiosas y en la supresión de la Compañía de Jesús (basándose en su voto de especial obediencia al Papa).
El 11 de noviembre de 2014 su entonces presidente, Manolo Martinez, anunció en rueda de prensa que el equipo se retiraba de la competición, en 3.ª División, y que el siguiente paso, si nadie lo remediaba, sería la liquidación de la entidad.
Esta situación se remediaba usando varios buques cooperando juntos y con la adopción de «armas de lanzamiento delantero», como el Hedgehog y más tarde el Squid, que lanzaban las cargas a un blanco situado delante del atacante y por tanto aún en contacto ASDIC.
Fue puesto en producción con la guerra ya comenzada, y remediaba todas las carencias del Do 17 con grandes avances en todas las áreas de diseño.
Casado con Concepción Llanes y Berrotarán no dejan descendencia ni herederos y en su testamento otorga terrenos para “la formación de una villa a beneficio de los pobres de notoria honradez, que serán los que tendrán derecho para que se les dé terreno de treinta varas de frente y cuarenta y cinco de fondo” Falleció el 23 de agosto de 1868 sus restos descansan en la iglesia de La Merced de la ciudad de Alta Gracia Santiago Estrada, biznieto de Liniers se refirió a Solares como “en su calidad de maestro de la educación primaria, era filántropo y remediaba las necesidades del pobre, del enfermo, del atribulado; como juez oficioso, dirimía amigablemente las querellas de sus vecinos…” "Historia y Evocación de Alta Gracia" Miguel Alfredo Rizzuto
Se halló que la cuidadosa inspección de las balas remediaba esta falla (de hecho, común a todos los mecanismos sincronizadores); con balas de buena calidad, el desempeño del mecanismo agradó incluso a su creador.
Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos.
Otra señora escribe a una pariente suya sobre el Caballero y le habla de “la alegría con que recibía y despedía a todos; cómo consolaba a los afligidos y remediaba a los pobres, cómo daba satisfacción a los ofendidos y calmaba a los soberbios, confundía a los deshonestos, y animaba a los observantes de los Mandamientos de la Ley cristiana, y todo lo hacía con una alegría y júbilo exterior tales que se echaba de ver que lo que pronunciaban sus labios salía de la abundancia de su corazón”.