remolacha

(redireccionado de remolachas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para remolacha

betarraga

Sinónimos para remolacha

remolacha azucarera

Sinónimos

  • remolacha azucarera
Ejemplos ?
Igualmente cuenta con grandes extensiones de tierras cultivables en las cuales se pueden sembrar cultivos de remolachas, raps y otros productos afines a las cuales serán necesarias en el reciente desarrollo en Chile de los biocombustibles; como la alconafta (mezcla de gasolina con etanol, es decir con alcohol obtenido de la papa, remolacha, caña de azúcar u otros) o el biodiésel (combustible similar al diésel obtenido del aceite que se extrae de oleaginosas como el raps o colza).
Su industria produce principalmente: alimentos y productos tabacaleros, telas y tejidos; productos químicos, siderurgia; minería y refinado de petróleo, mientras que su agricultura se basa en la producción de trigo, maíz, cebada, remolachas para azúcar, olivas, tomates, vino, tabaco, patatas; carne y productos lácteos.
Bobinski vive de una exigente dieta a base de remolachas, y desea entrenar una banda de " Mushkas " (como él les dice) ratones que aparentemente es capaz de comprender lo que dicen, y que en el filme cuentan lo que hay detrás de la puerta a Coraline, además de pronunciarle bien su nombre.
Otoño o La vendimia óleo sobre cobre. Invierno o Pelando remolachas e hilando el lino óleo sobre cobre. Colecciones privadas e ilocalizados: Paisaje fluvial arbolado con san Juan Bautista (1610) óleo sobre cobre.
En cuanto a los factores externos, una causa puede ser la ingesta de remolachas y otras causas incluyen drogas, vitamina B12, rifampicina, fenolftaleína, fenitoína, metabolitos y bilirrubina.
La fértil vega de estos ríos está aprovechada como terreno de regadío, cultivándose entre otros remolachas, alfalfa, maíz y árboles frutales.
Si usted quiere ser diputado, no hable en favor de las remolachas, del petróleo, del trigo, del impuesto a la renta; no hable de fidelidad a la Constitución, al país; no hable de defensa del obrero, del empleado y del niño.
Que las decepciones no envenenen un día su espíritu, aleje Dios de sus labios la hiél del sarcasmo y, los que amamos los versos graciosos y ligeros, nos prome- temos que la juguetona musa de Ego Polibio nos regalará con producciones más limadas y de mayor aliento que las Zanaho- rias y Remolachas.
Ego Polibio es la firma bajo la cual se esconde un poeta que acaba de coleccionar cien picarescos sonetos, á los que llama Zanahorias y Remolachas, El librito es una panacea con- tra la tristeza, y como tal lo recomendamos á los caracteres melancólicos.
La idea que constituye el fondo, el jugo diremos mejor, de las zanahorias y remolachas, es en sí trivialísima ó mano seada; pero lo magistral de la ejecución, la reviste de mérito y novedad.
Wolfert Webber era uno de esos habitantes holandeses de Manhattan, que hicieron fortuna a pesar de ellos mismos, que mantuvieron tenazmente los predios que habían obtenido por herencia, plantando remolachas y coles a las mismas puertas de la ciudad, labor que les obligaba a vivir con una mano atrás y otra adelante, hasta que el cruel municipio empezó a construir calles a través de sus tierras, despertándolos de su letargo, y entonces se vieron súbitamente ricos.
Pero no todos los sonetos son legumbres de la huerta; no todos son chiste y travesura. Dos hay que no son zanahorias ni remolachas.