resollar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para resollar

respirar

Sinónimos

bufar

Sinónimos

Ejemplos ?
En esto, dentró a orejiar Y a resollar el overo, Y jué que vido un sombrero Que del viento se volaba De entre una ropa, que estaba Más allá, contra un apero.
Los pelos erizados Del labio relamía. Cuando andaba Con su peso chafaba La yerba verde y muelle; Y el ruido de su aliento semejaba El resollar de un fuelle.
¡se vienen!» Y el alma en suspenso, todo el cuerpo sacudido por un movimiento maquinal, como si estuviera montado en su caballo favorito y castigándolo cadenciosamente, un gaucho repetía nervioso, sin resollar: -¡Picazo, picazo, picazo, picazo!
y sigue así sin resollar, hasta que el montón desaparecido de la mesa le haya hecho lugar para sentarse también un momento, y prender el pito.
Era preciso que, mientras uno de los bandidos cargaba con la preciosa maleta, no pudiese Julio resollar, dar un grito, y el bandido cumplía a conciencia la misión de estrangularle.
Sólo la sentí resollar un poco cuando tuve aquí abrazada, sobre mis rodillas, a Rosario, a la pobre Rosario; cuando ella lloraba y lloraba yo.
Después de galopar seis millas sin resollar, llegué a Cencras, la más hermosa colonia de los corintios, bañada a la vez por el mar Egeo y el golfo Salónico.
-¡Ay!, por eso no más lo hago; bien lo sabe Dios. Y llevándose el vaso a los labios, le agotó sin resollar. -¡Ay, compañero de mis entrañas!
Formidable resollar de las almas con bandera, que imaginar no pudiera aquel que no imaginase, que al mismo tiempo bramase ¡cada punto de la esfera!
uando al Año nuevo de 1914 entró a saludar filialmente al de 1913, que estaba poco menos que dando las boqueadas, el médico, reservado y grave, secreteó a la niñera que acompañaba al nene: -El pobre señor apenas puede resollar...
-Huélgome por vuesa merced de haberme convencido personalmente de la falsedad de un aviso que recibí ayer, que a haberlo encontrado real, juro cierto que no habría reparado en hopalandas ni tonsura para amarrar a vuesa merced y darle una zurribanda de que guardara memoria en los días de su vida; que mientras yo empuñe la vara, ningún monigote me ha de resollar gordo.
¡No creo en Dios ni en Santa María! ¡Y güelvi'a decir hasta qui'ajuste tres veces sin resollar; y antonces si'avienta uno pu'el aire y s'encumbra a la región!